En la pasada jornada fue condenado Yonathan Daniel Moreno Brites, de 23 años de edad y poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de tres delitos de violación de domicilio, uno de ellos agravado, en concurrencia fuera de la reiteración con tres delitos de hurto, siendo uno de ellos agravado y un delito de hurto agravado, todos ellos en régimen de reiteración real entre sí a la pena de dieciocho meses de prisión efectiva con descuento del tiempo de detención sufrida.
Moreno Brites es el responsable de un hurto cometido en una casa de la avenida Pedragosa Sierra en la madrugada de este domingo de donde se llevó un casillero con envases de cerveza. La denunciante aportó a los policías la descripción de Moreno y luego de un trabajo en conjunto con los visualizadores de sistema de cámaras de video vigilancia, fue localizado a pocas cuadras del lugar con el casillero a cuestas. Tras ser detenido fue derivado al Área de Investigaciones de la Zona Operacional II donde se trabajaba en otros delitos en los que Moreno también estaba involucrado, a saber: un hurto en una casa ubicada en zona de San Rafael, el 6 de octubre del año pasado, donde rompiendo la cerradura de una puerta, se llevó unos 100 metros de cable, un colchón y una canilla de bronce.
– el día 10 de octubre fue denunciado un hurto en la misma casa, donde mediante daño de tejido y ventana se llevaron una mesa de futbolito, una manguera y herramientas varias de jardín. El perpetrador quedó registrado en el sistema de cámaras de la casa.
– el pasado 19 fue denunciado un hurto en una casa de familia ubicada en zona de San Rafael, donde luego de ingresar por una ventana corrediza hurtó ciento setenta mil pesos uruguayos y otros efectos mientras los moradores se encontraban en la casa.
Una vez que Moreno Brites fue intervenido se incautaron efectos correspondientes al hecho del día 19 y tras ser conducido ante las autoridades judiciales fue imputado con la medida arriba señalada.

Robo en Piriápolis
Una patrulla de cadetes, perteneciente a la Escuela Nacional de Policía, que recorría en la medianoche de este sábado la Rambla de los Argentinos y Trapani, fue alertada del hurto de una riñonera con 500 pesos y efectos personales. Momentos después, otra patrulla de cadetes interceptó a las dos personas señaladas circulando en un birrodado por calle Tucumán y Trápani. Tras la incautación de los efectos denunciados, ambos fueron derivados a la dependencia policial. Una vez culminada la instancia judicial fue dispuesta la condena de una mujer de 21 años y el cese de detención del hombre que la acompañaba.