Lorena Sosa y la carrera con la que rompió “más que un récord”

A los 36 años y luego de estar apartada mucho tiempo del deporte, la atleta fernandina rompió el récord nacional de media maratón

Por Arnold Fontes

Lorena Sosa es una reconocida atleta uruguaya, fernandina, que a sus 36 años y luego de apartarse varios años de la pista para apegarse al desafío más grande como ser madre, rompió el récord nacional de media maratón el pasado domingo 8 de mayo en los 21k con un tiempo de 1. 17’. 56” en la ‘Maratón de Montevideo’.
En una tarde otoñal en Punta del Este, con un sol que caía por esta estación casi como una bendición, acordamos encontrarnos para hacer esta entrevista. Llegó acompañada de su marido (Eduardo), cuestión que con el paso de la nota íbamos a entender que no fue casualidad tal compañía.
Cuando hablo con deportistas, pero sobre todo con atletas sé de una fija: el sentido del espíritu deportivo, de superación y de competitividad. Con Lorena entendí que lo combinó de manera perfecta en las corridas, pero también en la vida.
El impulso de conseguir algo pendiente, el superarse pese a los años “perdidos” en el deporte y el tener dos hijas en los años (a priori) más fructíferos de su carrera, podrían haber dejado a más de uno colgando el traje de atleta para empezar a desempeñarse de otra cosa en la vida. Ella quiso, pudo e hizo los dos.

Aquí la entrevista con Lorena Sosa, la atleta de Maldonado que rompe récords:

-¿Cómo llegó el ateltismo a vos?
-Yo comencé cuando tenáa 9 años, por la escuelita de atletismo de la escuela, tuvimos una competencia y ahí Andrés Barrios me vio y me invitó a la escuela de atletismo (del campus) y ahí comencé.

-¿En qué disciplina comenzaste?
– Empecé en velocidad, pero pasé por todas las pruebas, salto largo, etc. Pero siempre me destaqué en velocidad, 100 metros, 200, 400, vallas, todas.

-¿Y cómo fue ese periplo de adolescente?
– Eestuve muchos años haciendo velocidad, todo en competencias locales (menores y juveniles), luego a los 18 años tuve a mi primera hija (Jazmín) y fue cuando paré y tuve como 10 años parada porque luego a los 23 tuve a mi otra hija (Milagros) y engordé 30 kilos, ahí fue cuando retomé la actividad a los 27 años, con el apoyo de mi marido Eduardo que fue quien me impulsó a volver, porque yo lo veía como algo muy lejano correr de nuevo y volver a competir.

-¿Con quién comenzaste esta nueva etapa?
– Cambié de entrenador, empecé con medio fondo, pero en 2016 cambié (nuevamente) y comencé a entrenar con Martín Magnana de Montevideo donde inicié en larga distancia y ya estaba decidida en correr Maratón.

-Cuando dejaste el atletismo porque fuiste mamá, ¿qué había en tu cabeza, volver en algún momento o ya lo descartabas?
-Mira, siempre estuvo muy dentro mío el quere volver, yo tenía la ropa, los zapatos , todo guardadito. Luego vino Eduardo y me dijo ¡dale! Y me empezó a colgar los diplomas en toda la casa y ahí empecé de a poquito, entrenando como podía.

-¿ Cuando pequeña visualizabas la posibilidad de dedicarte a esto profesionalmente?
-No , la verdad no. Igualmente hoy en día incluso vivo para el atletismo, no vivo del atletismo; tengo empresas que me apoyan pero no vivo del atletismo. Con mi pareja nos pusimos de acuerdo y estos últimos años de carrera mi marido es el que trabaja en casa y yo le dedico un tiempo a esto. Quiero hacer igualmente un comentario aparte que es la ayuda de la Intendencia que cada vez que necesito algo puntual y no puedo conseguirlo ellos lo hacen, a través del director de deportes Martín Hualde pude por ejemplo prepararme para esta Maratón, viajando a Cachi, Salta.

-Teniendo la posibilidad de prepararte de esta manera, ¿mientras entrenabas en Salta, sentías que la posibilidad de conseguir este logro estaba más cerca?
– Si claro, nosotros allá entrenábamos con poco oxígeno (está a 2400 mts snm) cuesta hasta caminar y eso te da una ventaja porque cuando bajas de nuevo a correr sentís que das un poco más.

-Esta carrera, (Maratón Montevideo) tenía también un reto personal por algo qué pasó en 2018…
-Yo en 2018 corrí una carrera en Montevideo, hice el récord pero al final de ella me dijeron que no estaba homologada, que no estaba medida y no contó de manera oficial, luego el año pasado también corrí una en Paraguay y también conseguí el tiempo récord pero al final dijeron que tenía metros de más, hice 1.20’30” , el récord estaba en 1.20’.20” pero hice varios metros de más y tampoco contó. De aquí en más consulto muchas veces antes de correrla para verificar que esté certificada, yo sabía que la de Montevideo lo estaba pero por las dudas lo pregunté de nuevo.

 

-También en 2018 hubo una situación de mal gusto ¿Qué sucedió?
-Si, en 2018 alguien llamó a mi entrenador, sé quien es pero no voy a decir nombres, para decir que no era para tanto, que ese récord que conseguí no era la gran cosa, que estaba mal medida y que no estaba preparada para hacer el récord, e incluso le dijo al entrenador que le extrañaba que una persona con tanta experiencia no se dé cuenta que no estaba preparada para hacer el récord. Costó, demore cuatro años pero lo conseguí.

-¿Molesta que todo aparezca cuando se consiguen los logros, me refiero al apoyo del gobierno e incluso de la gente?
-Nos reconocen cuando ganas algo y no antes, te repito en mi caso no tengo nada que decir porque cada vez que necesito algo la Intendencia de Maldonado me ayuda, pero también es verdad que en la preparación , en ese momento que se necesitan cosas falta el apoyo general al atleta.

-¿Este récord es el mayor logro como atleta?
-El año pasado también hice el récord en 10000 mts que hace 19 años no se hacía y fue también importante, pero este, nada, pasaron muchas cosas. El año pasado tuve la pérdida de mi abuela, estaba muy triste, tanto que no sabía si iba a poder seguir corriendo, estuve dos meses lesionada, me perdí la San Fernando. Retomé y tenía un trote que parecía de vieja. Dije: si me levanto de esta no sé cómo lo hago.

-No fue solo un récord lo que superaste
-Si, además él, (Eduardo) no pudo estar porque estaba en el exterior, mi hija estaba jugando. Pero estaba mi otra hija en la meta, me esperó casi dos horas con la mochila sentada a que llegara. Llegar y fundirme en un abrazo con ella al final de la carrera fue lo más lindo. Se levantó a las cinco a peinarme y me dijo , te voy a esperar en la meta y así fue.

-¿Qué es lo próximo y existe algún otro objetivo principal que quieras conseguir?
-Si, quiero conseguir el récord de Maratón, ese es mi próximo objetivo.


El agradecimiento a Lorena y su marido por la disponibilidad y la buena onda que hubo para coordinar esta nota y también el apoyo brindado durante la misma.