A los 85 años falleció este sábado el dirigente nacionalista departamental Ambrosio Rodríguez, quien desde fines del mes de octubre se encontraba internado en el Sanatorio Cantegril. Diputado y senador de la República por Maldonado, fundó la histórica lista 23 del Partido Nacional que fue heredada por el actual diputado Rodrigo Blás. Rodríguez participó activamente en la última campaña electoral. En la imagen que ilustra la nota se lo ve durante un discurso realizado en uno de los tantos actos de la Lista 23 en los que estuvo presente.
Varios dirigentes políticos lamentaron su fallecimiento e hicieron públicos sus saludos en las redes sociales. El presidente de la República Luis Lacalle Pou, así como la plana mayor del Partido Nacional, estuvieron en la zona para saludar a sus familiares.
En su sepelio, realizado este domingo en el cementerio local, hicieron uso de la palabra el presidente del Directorio del PN, Pablo Iturralde, Luis Alberto Heber y Rodrigo Blás. Entre los presentes también estuvo el intendente electo Enrique Antía y el senador Gustavo Penadés.
Consultado por Correo de Punta del Este, Rodrigo Blás no ocultó su tristeza y dijo que fue “un día de profundo dolor para el Partido Nacional y para el departamento. Nos deja una persona a la cual le debemos mucho, que dedicó su vida a las cosas de todos. Fueron 60 años de servicio público sin una sola mancha. Ambrosio marcó con su impronta un camino de realizaciones que transformaron nuestro departamento gestionando sueños que hoy son realidades como el Conrad, la doble vía, el aeropuerto internacional, la ampliación del puerto de Piriápolis, el segundo liceo de San Carlos y más de 100 convenios con instituciones públicas y privadas del departamento, generando así una revolución en el desarrollo de nuestro Maldonado que disfrutamos hasta el día de hoy. El ex presidente Lacalle me lo definía ayer cuando tuve que darle la noticia de su desaparición física diciendo “no habrá mejor ni más leal compañero”.
Por otra parte señaló que “la presencia del Presidente de la República hoy en su velatorio habla de la dimensión de Ambrosio como dirigente político y gobernante. A nosotros nos queda el orgullo de haber sido parte de su historia durante muchos años y el imposible desafío de empardarlo; pero sobre todas las cosas Ambrosio fue “un hombre bueno” que con su vida y su empeño modificó para bien la vida de miles de ciudadanos de nuestro departamento”.

Contenido publicitario