Más de veinte instituciones financieras acuerdan mecanismo para prevenir fraudes

Se remitió al Ministerio de Economía y Finanzas un proyecto de ley para facilitar el intercambio de información entre las entidades y se conformó un comité que monitoreará la situación de forma permanente

El Banco Central del Uruguay (BCU) firmó un acuerdo con instituciones financieras para prevenir fraudes a cuentas mediante ataques cibernéticos. El presidente del organismo informó que se remitió al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) un proyecto de ley para facilitar el intercambio de información entre las entidades. También se conformó un comité que monitoreará la situación de forma permanente. El acuerdo fue suscripto por unas 25 instituciones del sistema financiero, entre las cuales se encuentran la Unidad de Defensa al Consumidor del MEF, instituciones de intermediación financiera, emisoras de dinero electrónico, la empresa Urutec y otros agentes.
El presidente del BCU, Diego Labat, explicó este lunes 4 que el desarrollo tecnológico y el uso de nuevos instrumentos determinó que las instituciones deban desarrollar mecanismos de prevención, con el fin de evitar fraudes a los usuarios. “Son nuevas medidas respecto a lo que ya veníamos haciendo”, dijo.

Comité
Labat destacó que las instituciones acordaron un mecanismo para el intercambio de información. Un comité conformado en 2022 identificó que las dificultades para intercambiar datos son una de las principales barreras a la hora de prevenir el fraude, dijo.
El BCU elaboró un proyecto de ley con el objetivo de facilitar el intercambio cuando las instituciones identifican delitos, explicó.
Asimismo, se constituyó un comité de prevención de fraudes, estafas y ciberseguridad, cuyos representantes serán asignados por cada institución adherente. “Es un trabajo que no termina ahora”, explicó Labat, en referencia a que el desarrollo tecnológico lleva a monitorear los mecanismos de prevención de forma permanente.
Además del intercambio colaborativo entre las instituciones, el documento propone como pilares el fortalecimiento de la educación financiera, la mejora continua en la detección y el monitoreo de fraudes, el desarrollo de nuevo marco legal y el fortalecimiento del que hoy se aplica.
En otro orden, destacó el trabajo conjunto entre el BCU, como ente regulador del sistema, y las entidades reguladas. La coordinación es necesaria para que todo el sistema esté alineado, dijo. También recordó que ya se trabajó de manera colaborativa en campañas de educación financiera y sensibilización.