Ministerio de Vivienda lanzó concurso para proyectos de construcción en madera

El plan busca incentivar la difusión y el desarrollo de sistemas constructivos innovadores con el citado elemento, a través de la construcción de distintos tipos de edificios de interés socia

El fomento del uso de la madera uruguaya en la construcción de viviendas sociales es uno de los objetivos del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) para este período, destacó la titular de la cartera, Irene Moreira. La Ley Forestal, del año 1987, favoreció el crecimiento de forma exponencial de una industria que hoy cuenta con una superficie de más de un millón de hectáreas plantadas, añadió.
Moreira participó este martes 23, en la Torre Ejecutiva, en el lanzamiento de la iniciativa Madera: Innovando en la Arquitectura de Interés Social, que integra la hoja de ruta para edificar viviendas sociales en madera, del MVOT, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
El plan busca incentivar la difusión y el desarrollo de sistemas constructivos innovadores con el citado elemento, a través de la construcción de distintos tipos de edificios de interés social. En ese sentido, la secretaria de Estado recordó en su oratoria que la madera es uno de los materiales más eficientes para preservar el ambiente. Explicó que en Japón se utiliza de manera total o parcial y supera el 60% de las viviendas nuevas, en Escocia el 70% y en Estados Unidos el 85%.
La ministra aseveró que el Gobierno nacional impulsa la edificación y la carpintería con ese componente para hacer uso del gran volumen disponible del recurso con agregado de valor. Recordó que, gracias a la implementación de la Ley Forestal, n.° 15.939, del 28 de diciembre de 1987, esta industria creció de modo exponencial y se extendió desde menos de 100.000 hectáreas plantadas a más de un millón en la actualidad.
En este contexto, uno de los objetivos de la cartera es la promoción del uso de la madera nacional en soluciones constructivas para aumentar la oferta de viviendas públicas. Con ese fin, creó en 2021 la Oficina de Asesoramiento, Planificación y Desarrollo de la Construcción en Madera. Moreira indicó que los productos en ese material generan menos emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de su ciclo de vida y que su uso contribuye a mitigar el cambio climático.

Llamados
En el lanzamiento, se presentaron tres llamados internacionales: para viviendas en extensión, en altura y una policlínica. En el primer caso, se trata de un anteproyecto arquitectónico para el desarrollo de nuevos tipos de casas en extensión, con tecnología de madera, de las que se edificará un conjunto de 20, en la ciudad de Tranqueras, departamento de Rivera. Estas serán gestionadas por Mevir.
Las viviendas en altura serán administradas por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) y el plan consiste en el diseño y la construcción de un edificio con sistema estructural en madera de entre 24 y 30 unidades, en la ciudad de Durazno.
Con el tercer llamado, se procura efectuar una policlínica de tres consultorios con tecnología de madera y un edificio en el barrio Cauceglia, del Programa de Mejoramiento de Barrios, en Montevideo. Este último y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) gestionarán el centro de salud.
Moreira estuvo acompañada por el subsecretario de la cartera, Tabaré Hackenbruch; los presidentes del Mevir, Juan Pablo Delgado; la Agencia Nacional de Vivienda, Klaus Mill, y ASSE, Leonardo Cipriani; el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, y representantes de la intendencia de Rivera y del BID, entre otras autoridades.

Fuente: presidencia.gub.uy

1 COMENTARIO

  1. DE MADERA La Madera Laminada Cruzada (Cross Laminated Timber – CLT) se destaca por su resistencia, apariencia, versatilidad y sostenibilidad. La madera laminada es el resultado de la unión de tablas o láminas para conformar una sola unidad estructural, generando elementos lineales, curvos o rectos, pero siempre lineales. Con el CLT, en cambio, la unión de tablas en capas perpendiculares permite la fabricación de placas, planchas, o superficies, es decir, muros entre 2.40 m y 4.00 m de altura, y de hasta 12.00 metros de largo. Lo primero que hace falta en Uruguay es la instalación de una maquina prensadora capaz de crear estos laminados comunes en varios países. A partir de ahí se producen vigas (12/14 m.), y placas laminadas de grandes dimensiones, capaces de construir casas y edificios de varios pisos. Ya que el mundo “va para ese lado”, sería bueno que aparezca algo de vanguardia en Uruguay, con algún edificio de madera o combinado, aunque sea de pocos pisos. Tal vez situado en Punta del Este debido a la visibilidad internacional. De esa forma y con el apoyo de las madereras, como Stora Enso que ya esta produciendo en el mundo madera contra laminada CLT y la ayuda del gobierno con desgravación impositiva o diferimiento de estos, permita encontrar la salida a un recurso renovable y creciente en un segmento distinto a la exportación de de los clásicos los paneles contra-enchapados, que debido a la competencia, a la baja masa crítica interna y a los costos del “Made in Uruguay”, nos dejan con “asimetrías económicas” difíciles de emparejar

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre