Ministerio del Interior deberá resarcir a la ex esposa de un hombre que pudo salir del país pese a tener cierre de fronteras

La mujer reclamó por daño patrimonial y moral; el tribunal de alzada confirmó el fallo en primera instancia y condenó a la cartera al pago 25.740 euros más intereses legales desde que fue interpuesta la demanda

La jueza sostuvo que en el caso hubo una falta de servicio de la Dirección Nacional de Migración por no haber actuado en forma diligente dejando que el acusado, que tenía restricción de salir del país, lo hiciera por el aeropuerto más importante de Uruguay.

El Tribunal de Apelaciones en lo civil de 6º turno condenó al Ministerio del Interior a indemnizar con más de treinta mil euros más intereses legales a la ex esposa de un sujeto que a pesar de tener las fronteras cerradas por orden judicial pudo escapar del país por el aeropuerto de Carrasco.
En una primera instancia la jueza letrada de primera instancia de 5º turno de Maldonado había condenado a la Dirección Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior al pago de sesenta y seis mil euros a la ex esposa del sujeto.
La parte actora, una mujer por sí y en representación de su hijo reclamaron el resarcimiento del daño patrimonial y moral que alegan haber padecido como consecuencia del incumplimiento por parte del Ministerio del Interior de la orden de cierre de frontera, dispuesta por las Sedes de Familia de Maldonado competentes, del deudor de alimentos, su ex marido, permitiendo que dejara el país por el aeropuerto internacional de Carrasco el 29 de noviembre de 2016.

Nivel de vida
La mujer aseguró ser titular de derecho subjetivo de crédito contra su ex esposo derivado de pensiones alimenticias de su menor hijo por un total de 122.850 euros incluidos costas, costos y demás gastos del proceso que cuya efectividad el Estado impidió al omitir el cumplimiento de las medidas cautelares ordenadas, y que padeció angustia y frustración tras haber acudido al Poder Judicial para proteger y hacer efectivo el derecho de alimentos de acuerdo a la capacidad del demandado para que su hijo pudiera seguir residiendo en Uruguay, precisamente en Punta del Este, donde tenía su centro de vida, pero tras la omisión administrativa de la Dirección Nacional de Migración de dejarlo salir al día de hoy no ha podido materializar la ejecución de las sentencias, lo que constituía la única esperanza que tenía para que su menor hijo pudiera recuperar el nivel de vida que nunca debió perder tras la huida de su padre del país, lo que derivó en el periplo que tuvo que transcurrir debiendo adoptar la decisión de volver a Francia.
Asimismo, en forma subsidiaria, para el caso de que se desestime la existencia de daño emergente y/o lucro cesante por la no percepción de los créditos relacionados que están en proceso de ejecución, acciona por la pérdida de chance o probabilidad por la frustración derivada del no cumplimiento del cierre de frontera en la percepción de créditos que estima en no menos de un 60 % del crédito reconocido en las relacionadas sentencias de los respectivos procesos de ejecución, que totaliza la suma de 73.710 euros.

Error
El Ministerio del Interior – Dirección Nacional de Migración, admitió haber incurrido en la omisión alegada por la parte actora en cuanto a haber permitido que el 29 de noviembre de 2016 el demandado saliera del país sin tomar en cuenta el cierre de fronteras dispuesto por la autoridad judicial comunicado en las últimas horas del día anterior, así como que resulta necesario que repare el daño causado, controvirtiendo la procedencia del reclamo manifestando que no puede constituirse en el sustituto del padre incumplidor y obligado, que el obligado recibe remuneración de organismos internacionales bien identificados ante los cuales se podría exigir retención de créditos y haberes como media de presión para hacer efectiva la deuda generada. Que es cierto que el impedimento para que el sujeto pudiera salir del país era una oportunidad para que el mismo constituyera una garantía suficiente ante los alimentos debidos a su menor hijo, pero se trata de un expectativa no de una certeza, y en relación al daño moral, que no surge de la demanda prueba alguna de la angustia y desapego que dice haber sentido.

Primera instancia
La jueza Valetti acogió parcialmente la demanda condenando al Ministerio del Interior a abonar a la actora la suma de U$S 3.500 y a su hijo la suma de U$S 2.000 por concepto de daño moral y al pago de la suma de U$S 66.000 por concepto de daño patrimonial, con fundamento en que en el caso hubo una falta de servicio de la Dirección Nacional de Migración por no haber actuado en forma diligente dejando que el acusado, que tenía restricción de salir del país, lo hiciera por el aeropuerto más importante de Uruguay.
Luego de analizar el caso, el tribunal de alzada confirmó el fallo en primera instancia pero revocó el monto inicial y condenó al Ministerio del Interior al pago 25.740 euros más intereses legales desde que fue interpuesta la demanda.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre