MSP nuevamente condenado a suministrar medicamento a un paciente de Maldonado

Un tribunal de alzada ratificó un fallo en primera instancia del 8 de setiembre de 2023, dictada por el Juez Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 19º. Turno, Dr. Andrés Hernández Ferreiro

Un tribunal de alzada ratificó el fallo en primera instancia que condenó al Ministerio de Salud Publica a suministrar un fármaco a un paciente de 52 años de edad de la Asistencial Médica de Maldonado que presenta membrana neovascular evolucionada coroidea, en virtud de degeneración macular exudativa relacionada con la edad.
Así lo resolvió el tribunal de apelaciones en lo civil de 5º turno en el expediente caratulado “AA C/ MINISTERIO DE SALUD PUBLICA Y OTRO –AMPARO”, a partir de la apelación presentada por los abogados de la citada repartición ministerial contra el fallo en primera instancia del 8 de setiembre de 2023, dictada por el Juez Letrado de Primera Instancia en lo Civil de 19º. Turno, Dr. Andrés Hernández Ferreiro.
Ese fallo en primera instancia había condenado al MSP a proporcionar al paciente el fármaco AFLIBERCEPT y financiar su procedimiento de aplicación (inyección intravítrea, incluyendo block quirúrgico y honorarios médicos), de acuerdo a las indicaciones que formule su médico tratante, durante todo el tiempo que éste lo indique, bajo apercibimiento de aplicación de las sanciones económicas previstas.
El paciente tiene 52 años y padece membrana neovascular evolucionada coroidea, en virtud de degeneración macular exudativa relacionada con la edad, según el informe elaborado por su médico tratante quien lo atiende en la Asistencial Médica de Maldonado. Las membranas neovasculares coroideas (MNVC) son vasos sanguíneos nuevos y dañinos que crecen debajo de la retina. Estos vasos sanguíneos crecen en un área llamada coroides. Atraviesan la barrera entre la coroides y la retina. Cuando se filtran o sangran en la retina, producen pérdida de la visión.

Solicitud
El paciente comenzó el tratamiento intravítreo con Bevacizumab pero tuvo un pobre resultado, por lo que sus médicos le indicaron tratamiento con AFLIBECEPT INTRAVITREO. Ni el medicamento ni el procedimiento de aplicación están incluidos en el PIAS o el FTM y, ante la imposibilidad de pagarlo, presentó ante el MSP y el FNR sendas solicitudes. El MSP se pronunció en forma negativa fundado en que carece de atribuciones legales para suministrar directamente medicamentos y procedimientos terapéuticos de alto precio directamente a la población. El medicamento se comercializa en nuestro país por el laboratorio BAYER a un costo por dosis unitaria de $38.000 y de $ 16.000 más IVA por cada aplicación, incluyendo inyección intravítrea, block quirúrgico y honorarios médicos. Sus ingresos consisten en un subsidio por enfermedad que le sirve el BPS por un monto de $ 15.488. Vive solo en un inmueble como poseedor y no tiene medios para solventar el tratamiento en forma privada.
El reclamante sostuvo que por resolución ministerial el MSP suministró el mismo fármaco a otro paciente sin orden judicial, el 19 de setiembre de 2018, a través del procedimiento administrativo abreviado, así como a otras personas que identifica únicamente con sus iniciales, invocando que la Secretaría de Estado incurrió en violación al principio de igualdad.
El MSP en su contestación, guardó silencio respecto a todos los hechos narrados, centrando su defensa en que el medicamento solicitado no se encuentra incluido en el FTM y que el Ministerio no tiene por cometido suministrar medicamentos directamente a la población.

Fallo
El tribunal sostuvo que la explicación de los abogados del MSP no fue de recibo por lo que confirmó el fallo en primera instancia. Los ministros entendieron que el MSP no controvirtió las manifestaciones realizadas por el actor en cuanto a su diagnóstico, el tratamiento recomendado para su enfermedad, que carece de recursos económicos suficientes para solventarlo personalmente por su alto costo y dosis, y que el medicamento solicitado se encuentra registrado en el país, aunque esgrime que no lo ha incluido al FTM para la patología del actor, razón por la cual no se lo brinda.
Además, recordó que su médico dio cuenta de los beneficios del tratamiento con el medicamento indicado, los resultados beneficiosos han sido publicados en literatura de rigor científico, habiendo sido aprobado por la FDA y la EMA.
Nada expresó el MSP respecto a la existencia de razones de carácter científico que obsten a su inclusión en el FTM para la patología de la accionante.
“No puede ampararse el Ministerio accionado en que ha actuado de conformidad a lo establecido en la Constitución y la Ley, ni en que carece de atribuciones para suministrar directamente medicamentos a la población, cuando la accionante (como se dijo) se encuentra comprendida y amparada en la disposición contenida en la oración final del inciso segundo del artículo 44 de la Constitución, en la medida que se ha acreditado que se trata de una persona que carece de recursos económicos suficientes para financiar el tratamiento que se le ha indicado, disponiéndose en la norma citada que: ‘El Estado proporcionará gratuitamente los medios de prevención y de asistencia tan sólo a los indigentes o carentes de recursos suficientes’. Por lo tanto, es la Constitución la que le impone al Ministerio demandado la obligación de proporcionar gratuitamente a quienes, como el actor, no cuentan con recursos económicos suficientes, los medios de prevención y asistencia, no pudiendo admitirse entonces la defensa ensayada cuando despliega una conducta contraria a la que le impone el mandato constitucional”, sostuvo el fallo.
“Tampoco demuestra el Ministerio de Salud Pública (ni ofrece prueba para hacerlo) que la sustentabilidad del sistema de salud esté en riesgo por suministrar el Aflibercept en el caso concreto, ni tampoco por incluirlo en el Formulario Terapéutico de Medicamentos para la patología del actor”, agregó. “Por otra parte, se alegó por el accionante en su demanda el otorgamiento por parte del MSP del medicamento solicitado, a otro paciente en situación análoga, sin orden judicial, detallando nombre y actuaciones del MSP. Tal hecho no fue controvertido, guardando el demandado absoluto silencio al respecto, razón por la cual debe tenerse por cierto, configurándose la alegada violación del principio de igualdad”, señalaron los ministros.