Nadie presta atención a los vecinos de Piriápolis, dice una edila colorada

Susana de Armas lamentó que ni la IDM ni el municipio respectivo solucionan los problemas que se plantean en la jurisdicción

En una ponencia planteada el pasado martes, la edila colorada Susana de Armas dio cuenta de varios reclamos que la han seguido planteando los vecinos de zona oeste, principalmente de la ciudad de Piriápolis. Algunos de ellos, señaló, ya han sido dados a conocer en otras ocasiones sin que nadie se dignara atenderlos.

“En esta noche seguiremos presentando más inquietudes que nos hacen llegar los vecinos de Piriápolis, a través de nuestro representante de la Lista 100 en Zona Oeste, Ignacio Garateguy. Más allá de que a algún compañero le resulten repetitivas, nuestras solicitudes son válidas debido a que los vecinos de Piriápolis no son escuchados y tampoco se les solucionan sus problemas”, aseguró. Acto seguido, dio lectura a la lista de reclamos.

“Los vecinos de la calle Santiago Vázquez vienen reclamando por la presencia de un ómnibus abandonado en esa zona, que se utiliza como basural, generando un gran peligro sanitario. Los residentes de las calles 6 y 18 de Playa Grande reclaman por la formación de un basural, que comenzó como punto verde pero que hoy en día se utiliza para tirar todo tipo de desechos”, señaló.

“Sabemos que se debe conservar la creación de puntos verdes como tal, forma parte de la buena educación, respeto, orden y buenas costumbres que deben de tener las personas, pero a través de los vecinos se debe mantener informado al Municipio de Piriápolis para que tome los recaudos y las medidas correspondientes para solucionar este tema y que no se desvirtúe, además de dejar en claro que este tipo de situaciones son producto de los malos hábitos y las malas costumbres de personas que no respetan a sus iguales, normas de convivencia que se llaman comúnmente”, agregó.

Velocidad imprudente

“También nos sumamos al reclamo de los vecinos por la alta velocidad con la que circulan algunos vehículos en el ascenso al Cerro San Antonio. Se solicita la colocación de carteles reductores de velocidad y guardarraíl, para seguridad del tránsito vehicular”, refirió De Armas. Además, dijo que “vecinos de la calle Misiones, entre Eduardo Mondello y Calle 9, reclaman por el estado de las barandas del puente existente en ese lugar” y que “vecinos de las calles Caseros y Montecarlo solicitan mayor iluminación en esta intersección. Es una demanda que se viene solicitando desde hace ya un buen tiempo y se sigue haciendo oídos sordos a la misma. La única respuesta recibida en su momento por parte del Corralón municipal fue que no se puede colocar luminarias en columnas de madera, hecho que se señala como contradictorio debido a que a unas cuadras del lugar hay luminarias colocadas en ese tipo de columnas”, indicó.

“Vecinos de Pueblo Obrero, de las calles Simón del Pino y Larrañaga, vienen reclamando por la limpieza de la cañada que se encuentra en esas calles. Vecinos de la calle Sanabria, entre Defensa y Buenos Aires, reclaman luminarias, ya que esa zona se encuentra a oscuras; reclamo que ya se ha efectuado en otras ocasiones en esta Junta Departamental. Reiteramos la demanda de vecinos de la calle Sarmiento y Ayacucho, que desde ya hace mucho tiempo vienen reclamando la colocación de un cartel de “Pare” en ese lugar, debido a la cantidad de accidentes que han venido ocurriendo. El último expediente que se inició referente al tema fue el número 2018-88-01-16852”, señaló.

La edila dijo que los vecinos del barrio Los Ángeles “siguen esperando el arreglo de las calles que se encuentran en mal estado” para lo cual se inició un expediente, el 29 de setiembre de 2017, sin éxito alguno. Por último dijo que algunos vecinos “reclaman por el estado de algunas pilastras de la Rambla costanera, así como por la falta de barrotes de madera que forman parte de la misma. Es entendible que en ciertos casos el vandalismo existente torne compleja la restauración, pero en otros, es producto del desgaste a través del tiempo y de los temporales”.

La edila dirigió sus palabras al intendente de Maldonado, al Municipio de Piriápolis y a diversas direcciones y reparticiones de la IDM.