“Nasazzi, yo y Leal”, por Danilo Arbilla

Barrett Puig, ¿quién no lo recuerda?. Notable periodista, gran docente y mejor persona aún. Pionero en la TV nacional y también periodista radial y de prensa escrita. Hizo de todo y todo lo hacía bien.
Barrett además fue relator de fútbol. Relató el Mundial de Chile del ’62.Su comentarista era Jose Nasazzi, nada menos. Barrett me contó que cuando Uruguay fue eliminado por la URSS, el crack muy enojado decía al aire: “esto nosotros lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo, lo veníamos anunciando, pero seguro, como a esta radio no la escucha nadie… ”.
Me acordé de esta anécdota que me contó Barrett, cuando me enteré del informe de jurídica de la Fiscalía General de la Nación respecto al diferendo Fossati-Leal, sobre el cual anticipamos que si la fiscal se metía con el dirigente del FA no la iba a pasar fácil.
Pero como a esta columna…, para qué menearlo.
“No quisiera estar en los zapatos de la Fiscal“, escribí. Tal como dispone el manual progresista, apareció el termino “lawfare”. Paralelamente, el abogado del exjerarca del Ministerio del Interior reclamó ante la Fiscalía General afirmando que a su defendido no se le informó sobre el por qué era investigado .
Elevado el tema a los servicios Jurídicos de la Fiscalía General, estos concluyeron que Leal fue debidamente informado sobre las razones para ser investigado. “Sabe Ud que la situación es vidriosa y yo – informó Fossati a Leal- voy a tener que suspender, si usted no me da un motivo que sea entendible. Como Ud.está obligado a decirme la verdad (en su condición de testigo) y no cierra la explicación que me está dando de que fue de casualidad al Chuy (…) puede haber una pretensión de obstaculizar si no hay motivos para ir y yo entiendo que la situación nos está clara”. “Luego continuamos con el interrogatorio- abundó la magistrada- pero su condición (de testigo) va a variar a la de imputado,…” y dado lo vidrioso de la situación …“ a los efectos de otorgarle a Ud las garantías , vamos a modificar su situación”.
El testigo está obligado a decir la verdad lo que no rige para el imputado. Así de simple.
Lo que no tenía claro la Fiscal, por otra parte, era lo que no quedó claro para nadie cuando se supo que Leal había ido a visitar al Chuy al padre de Astesiano. Y el tema se oscureció aún más cuando en un principio se dijo que fue de improviso y sin que fuera invitado y ya ennegreció cuando hubo quienes dijeron que sí que fue invitado,o que fue acompañado por un familiar,o que si que les ofreció dinero o que no, que no les ofreció. Y por si faltara poco, la fiscal actuante pide licencia y el subrogante, en algo que tampoco fue muy entendible para muchos, fue a la cárcel a hablar con Raúl Astesiano. Este, precisamente, fue quién dio a conocer que Leal había ido a visitar a su padre.
El plan de la Fiscal Fossati quien rápidamente se reintegró de su licencia, era abrir varias líneas de investigación; por lo menos tres según se ha informado. Es que en el Ministerio del Interior han pasado muchas cosas en los últimos años y durante las gestiones anteriores.Sobre algunas se sabe y sobre otras no tanto.
Ahora el tema Leal está en manos de otra Fiscal y sabremos qué es lo pasa, salvo que en este caso no haya premuras ni tampoco ningún tipo de “filtraciones”.