Ocho muertes por estreptococo en el último mes, informó el MSP

Los datos fueron facilitados desde el MSP a la Organización Panamericana de la Salud

El Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que en el último mes murieron ocho personas debido a complicaciones generadas por la bacteria del estreptococo. Según informó el diario capitalino El Observador, cuatro de los fallecidos tenían más de 15 años y los otros cuatro casos fueron niños de entre 1 y 7 años “inmunocompetentes”.
Los datos fueron facilitados desde el MSP a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y señalan que entre el 3 de noviembre y el 12 de diciembre fueron 21 los casos de personas que debieron ser ingresados en centros de salud debido a las complicaciones que generaron las bacterias.
“El MSP le aclaró a la OPS que se encuentra realizando acciones para fortalecer la vigilancia y notificación, así como educar a la población ante la sospecha de infección y sobre las medidas de prevención”, indicó.
El Ministerio de Salud Pública (MSP) difundió medidas de prevención contra la bacteria Streptococcus pyogenes, que ha causado infecciones en niños, adolescentes y adultos en Uruguay. Es una bacteria que causa infecciones con manifestaciones clínicas leves –como faringitis o escarlatina– o severas.
Se transmite cuando entra en contacto con las gotitas que emite una persona infectada al toser o estornudar.
Los síntomas de la faringitis son los siguientes: dolor de garganta, fiebre, cefaleas, dolor abdominal, náuseas y vómitos, enrojecimiento de faringe y amígdalas, mal aliento, ganglios aumentados de tamaño en el cuello.
Los síntomas más frecuentes de la escarlatina son: garganta roja y adolorida, fiebre (38,3 °C o más), erupción color rojo con textura de papel de lija, piel de color rojo intenso en los pliegues de axila, codo e ingle, recubrimiento blancuzco sobre la lengua o el fondo de la garganta, lengua “aframbuesada”, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, inflamación de los ganglios, dolores en el cuerpo.
Ante la presencia de algunos de estos síntomas es importante consultar al médico/pediatra para realizar el diagnóstico oportuno y evitar la automedicación con antibióticos.
La mejor forma de evitar las infecciones es lavarse las manos frecuentemente; no compartir objetos de uso personal: cubiertos, vasos, toallas; ventilar adecuadamente y de forma regular los ambientes; y mantener superficies limpias y desinfectadas.

Fuente: El Observador