Este fin de semana autoridades de la Intendencia y el Municipio de Piriápolis, con apoyo del grupo GEO, notificaron a varias familias que habían sido denunciadas por vecinos de la zona de Playa Verde. Según las denuncias, estas personas se están apropiando de terrenos privados en los que se han detectado muchas construcciones, algunas muy precarias y otras no tanto.
Los predios están ubicados al norte de Playa Verde, sobre la ruta 73, y en un fraccionamiento que estaría abandonado.
El alcalde René Graña dijo estar “asombrado” por la gran cantidad de lugares que fueron tomados y afirmó que solamente en parte de la recorrida que realizó, constató más de 40 viviendas.
La notificación implica que deberán presentarse ante el Municipio con los títulos de propiedad y permisos de construcción para comprobar que el terreno les pertenece, caso contrario se procederá a través de la Dirección General de Asuntos Legales de la Intendencia y será la Fiscalía la que tome medidas.

Ocupación organizada
La semana pasada Alejandro Lussich, director de Vivienda de la IDM también recorrió el lugar donde hay varias construcciones irregulares, de tipo naturista, que no son de los propietarios de los terrenos. Luego de la recorrida, Lussich sostuvo que hay indicios de que podría tratarse de una ocupación organizada e informó que dentro de la Intendencia se está relevando si alguna de esas construcciones tiene permisos. El jerarca manifestó que, si bien la ley en vigencia autoriza a cualquier persona para realizar la denuncia, los jueces piden una ratificación que tiene que ser del propietario. Fotos: IDM