Piriápolis: dúo de rapiñeros fue atrapado y condenado

Además de las rapiñas, también robaron una motosierra a un conocido; uno de ellos tenía antecedentes y fue condenado a seis años y diez meses de prisión

Personal de Investigaciones I trabajó minuciosamente para esclarecer dos rapiñas cometidas en horas de la madrugada del lunes 25 y martes 26 pasados.
En el primero de los casos una mujer informó que fue sorprendida por dos individuos en la calle Caseros y Costanera quienes amenazándola con un arma de fuego le hurtaron un celular y dinero. Luego huyeron en la moto que se desplazaban.
A la madrugada siguiente un hombre denunció haber sido víctima de una rapiña, en la que también dos hombres lo amenazaron con un arma de fuego mientras estaba en la calle Caseros en barrio La Falda. Esta vez se llevaron una billetera.
La investigación, realizada por efectivos de la Zona I, estableció que Maximiliano Zeballos Benavente, de 23 años y otro hombre de iniciales A.C.R.M. de 45 años, estaban vinculados en ambos delitos.
Con una orden de allanamiento los efectivos pudieron ingresar a la vivienda donde dormían los involucrados. Allí incautaron dos armas de fuego, un chaleco antibalas, vestimentas, plásticos de motos entre otros efectos. También fueron detenidos los dos hombres y una mujer de 20 años que luego fue liberada.

Unos días antes
Paralelamente, se investigaba un hurto con moradores perpetrado en la mañana del 13 de julio en una casa de calle Tucumán en la que la víctima contó a la policía que se despertó y vio a A.C.R.M. en el interior de su casa. Como son “conocidos” le consultó sobre su ingreso sin autorización y sobre el faltante de una motosierra. Acto seguido A.C.R.M. lo invitó a su domicilio donde estaba motosierra, pero cuando su propietario intentó agarrarla fue agredido y expulsado del lugar.
Ese mismo día, pero en horas de la tarde, la policía fue alertada sobre la presencia de dos hombres con una motosierra en calles Buenos Aires y Avda. Fransisco Piria. Al arribo fue identificado A.C.R.M. y un hombre de 32 años a quienes se le incautó el efecto en cuestión por no justificar su propiedad, pero se les permitió continuar.
Una vez realizadas las detenciones en el allanamiento mencionado ambos hechos fueron trabajados por la justicia en la Sede Letrada.
Realizada la instancia en el Juzgado Penal de 11° Turno, fue dispuesta la condena de MAXIMILIANO ZEBALLOS BENAVENTE como autor penalmente responsable de dos delitos de rapiña especialmente agravados, un delito de porte de arma de fuego en lugares públicos, un delito de porte de arma por reincidente, un delito de tráfico interno de armas y municiones y un delito de receptación, todos en régimen de reiteración real entre sí, a la pena de seis años y diez meses de prisión efectiva.
Y la condena de A.C.R.M. como autor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado a la pena de trece (13) meses de prisión efectiva.