Piriápolis: reconstruyen los puestos de venta para pescadores de la costa

Los puestos eran precarios y funcionaban en viejas casetas de guardavidas; ahora se hacen en materiales sólidos y estarán prontos para el mes de diciembre

La comuna de Maldonado informó que está reconstruyendo los locales de venta de pescado en la zona de Punta Fría, cerca de Piriápolis. El director de Obras Civiles de la IDM, Mauricio Tejera dijo que “las tareas presentan un avance de aproximadamente el 70 %” y que se prevé culminar con la obra en el mes de diciembre, de modo que los nuevos puestos funcionen adecuadamente durante la próxima temporada estival.
Los trabajos se desarrollan en la faja costera de Punta Fría, donde se continúa con el proceso de rescate del entorno y el reordenamiento de los lugares destinados a venta de pescado y frutos del mar, ubicados próximo al muelle Stella Maris. Esa zona ha sido afectada por diversos temporales en los últimos años.
Ahora se realizan nueve puestos que se están construyendo de material y con albañilería tradicional, al tiempo que se demolerán los viejos que estaban edificados sobre las antiguas casetas de guardavidas.
Tejera indicó que se trataba de “espacios precarios que ahora contarán con mejores condiciones de higiene, saneamiento, y mesadas de acero inoxidable, entre otras cosas”. Por debajo también se está fabricando un área de depósito para los enseres de pesca y ubicación de las barcas.

Turístico
Además de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, las distintas acciones también aspiran al rescate de ese importante punto turístico de la ciudad de Piriápolis.
Una vez culminada la obra se beneficiarán todos los pescadores que abastecen a los puestos, además de los que llegan en verano a hacer la zafra.
Los trabajos son desarrollados por las mismas cuadrillas de la Dirección General de Vivienda de la IDM que actuaron en el realojo de las casas de los pescadores de Piriápolis “porque se trata de una acción complementaria”.
Como se recordará, este plan de recuperación fue dispuesto a través de un acuerdo alcanzado entre la Dirección Nacional de Catastro, la Intendencia de Maldonado y el Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines (SUTMA).