Preocupa aparición de animales marinos muertos en la costa

En varias playas del departamento se han visto cuerpos de pingüinos, petreles, albatros, peces y hasta tortugas; por lo general aparecen en los mismos puntos

Grupos de animales marinos muertos, entre ellos, albatros, petreles, corvinas negras, delfines, tortugas marinas, lobos marinos y pingüinos -no siempre empetrolados- han aparecido de a montones en diversos puntos de la costa, principalmente en zonas de Canelones, Maldonado y Rocha.

El pasado fin de semana, por ejemplo, el titular de SOS Rescate Fauna Marina, Richard Tesore, informó sobre el hallazgo de un gran número de cuerpos en las playas de José Ignacio y dijo que lo llamativo era la variedad de especies y el amontonamiento en un sector de no más de 50 metros de largo. En esa zona salieron 28 pingüinos, tres lobos marinos, una tortuga grande y varias aves, petreles y albatros, todos sin vida.

“Es una situación bastante nefasta. Levantamos algunos cuerpos para hacer necropsias y la idea es revelar informes a las autoridades para saber si hay alguna respuesta”, dijo Tesore. Más tarde comunicó que una situación similar se había repetido en varios puntos desde el balneario canario de San Luis hasta Rocha. En Portezuelo, por ejemplo, había 18 pingüinos, ocho albatros, y cinco o seis petreles, que aparecieron juntos porque “las correntadas aparentemente los van apilando”.

Últimamente también se han hallado corvinas negras, delfines (una tonina y una franciscana), tortugas marinas, lobos marinos y parderas. “No queda claro si hay un factor común de mortandad, qué es lo que une este fenómeno”, dijo Tesore.

Cosa rara

Según informó Richard Tesore en su muro de Facebook “el viernes por la tarde comenzamos a recibir llamados de pescadores y vecinos de playas cercanas a José Ignacio que nos informaban a cerca de gran cantidad animales muertos. Nos enviaron la ubicación y recorrimos la zona encontrando gran cantidad de pingüinos, albatros, lobos marinos muertos. Algunos animales tenían plásticos y unos cuatro pingüinos presentaban restos de hidrocarburos, pero la mayoría estaban limpios, se recolectaron cadáveres para necropsia. Algunos albatros aparecieron con hemorragias a nivel anal y en los oídos. Tesore dijo que la situación es inusual, porque este tipo de fenómenos pueden darse luego de temporales. “No tuvimos ninguno y tampoco está haciendo frío como para explicarlo. Consulté con pescadores y me dijeron que nunca habían visto tantos animales juntos”, señaló.

En el transcurso de sus recorridas en la mañana, además, comenzaron a aparecer algunos pingüinos vivos con restos de petróleo.

“Yo creo que los océanos en todo el mundo están diciendo basta, nos están dando una alerta. Las consecuencias no las sabemos, pero quizá sean muchas. La sobreexplotación de recursos en el mar es un problema grave”, afirmó.

El centro de rescate de fauna marina, que dirige Tesore, está recibiendo donaciones para solventar sus gastos y elevadas cuentas de luz, entre otras cosas. Quienes quieran ayudar, pueden colaborar a través de la cuenta 16.907 de Abitab.

 

Una manguera en el esófago

La aparición de animales muertos es cosa frecuente en todas partes. Un delfín macho de 2,1 metros de longitud apareció muerto días atrás en una playa de Big Carlos Pass de Florida (EEUU), con una gran cantidad de basura en su estómago. Lo más sorprendente del caso ha sido el hallazgo de una manguera de plástico de 60 centímetros atascada entre su esófago y su estómago que podría proceder de una embarcación, informó una agencia internacional. Este fue el segundo delfín aparecido en el último mes en esa zona con todo tipo de objetos de plástico en su interior. En abril fue una cría la que apareció con un globo y dos bolsas de basura en su interior. El joven delfín estaba vivo pero en muy mal estado y los biólogos decidieron sacrificarlo para evitar que siguiera sufriendo.

 

Antibióticos

En esos días también trascendió que los niveles de antibióticos detectados en las aguas de muchos ríos de todos los continentes superan con creces los niveles considerados aceptables. Un equipo de investigadores de la universidad de York, Inglaterra, analizó muestras tomadas en 711 sitios de 72 países en cinco continentes, y detectó al menos uno de los 14 antibióticos rastreados en el 65% de casos, informó la institución académica en un comunicado.

Los científicos, que presentaron los resultados de su investigación este lunes durante una conferencia en Helsinki, compararon estas muestras con los niveles considerados aceptables, establecidos por la agrupación de la industria farmacéutica AMR Industry Alliance, que varían según la sustancia.

Por ejemplo, el metronidazol, utilizado para tratar infecciones en la piel y la boca, es el antibiótico que más supera este nivel aceptable, con concentraciones de hasta 300 veces este umbral en un sitio en Bangladés. Este nivel también es superado en el Támesis, que atraviesa Londres.

El Río de la Plata está recibiendo tasas igualmente alarmantes a través de los ríos Paraná y Uruguay y los numerosos cursos de agua que desembocan más hacia el este.

Foto: Facebook Sos Rescate de Fauna Marina