Presencia de cianobacterias en la Laguna del Sauce ya es un fenómeno “regular”, explicó jerarca de la UGD

Por otra parte, advirtió sobre posibles problemas en el suministro de agua durante la próxima temporada

La falta de decisión en instrumentar el fideicomiso de obras solicitado desde Maldonado para invertir alrededor de 120 millones de dólares en reemplazar las tuberías de distribución de agua potable podría provocar problemas en el suministro del líquido elemento durante la próxima temporada de verano 2022-2023.
“Nosotros nos estamos preparando en la medida que nos es posible y lo que el presupuesto nacional de OSE lo permita. Hemos ido mejorando alguna cosa, pero no las que deseábamos mejorar. Quizás, vamos a tener algún problema si viene mucha más gente que en la pasada temporada de verano cuando tuvimos algunos problemas de abastecimiento”; indicó Miguel Corbo, gerente general de la UGD en declaraciones formuladas en la víspera a la emisora Fm Gente de Maldonado.
“No vamos a tener un problema de producción de agua. Sí de abastecimiento en las zonas oeste y este, además de en San Carlos. Estos fueron los tres puntos donde, en pleno verano, se registraron esos problemas de abastecimiento. Si vienen más turistas seguramente vamos a tener ese trabajo extra como decimos nosotros de estar arriba de los cerros abriendo llaves y controlando más allá de lo normal del sistema que tenemos preparado desde hace mucho tiempo”, afirmó.

Para cambiar
Desde más de hace un año, la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE Maldonado, conocida por el acrónimo UGD, preparó un vasto plan de obras tendiente a suplantar buena parte de las tuberías y recalces que tienen a su cargo la distribución del agua potable en el departamento de Maldonado. De forma paralela, desde el mismo organismo se conformó un proyecto de fideicomiso que brindaría la solución a ese plan de obras.
“El problema de la distribución pasa por la sustitución de las tuberías pero que no se puede ejecutar porque no están los recursos para poder implementar ese cambio. A Piriápolis lo tenemos con casi cuarenta kilómetros lineales de tubería para sustituir. No quiero decir con esto que hay que cambiar a toda la tubería. No está toda obstruida, pero sí parte de esa tubería está colmatada en varios lugares. Ese estado de la tubería impide el libre flujo de agua hacia los usuarios”, explicó Miguel Corbo. “Con obras podemos ir solucionando algunos de estos problemas. Además, están los proyectos hechos y presentados hace más de un año. Ahora estamos a la espera de que se nos asignen las partidas para poder concretar el reemplazo de esa tubería”, agregó.
Corbo sostuvo que los actores de este tema están todos mentalizados en la necesidad de concretar estas obras.

Cianobacterias
En declaraciones a la misma emisora, ante la aparición de cianobacterias en la superficie del arroyo “Tigre”, afluente de la Laguna del Sauce y en la propia laguna, Corbo sostuvo que se trata de un fenómeno ya regular que no modifica la calidad del agua que se envía a los hogares.
Hay varias instancias de análisis que deben tener ciertos valores para que el elemento sea elevado a los tanques de la Sierra de la Ballena, señaló Corbo.
Las temperaturas y vientos en el arroyo tributario y en algunas zonas de la laguna, han mostrado la presencia de cianobacterias en algo que ya es un fenómeno “regular” por las condiciones de tiempo y el nivel de precipitaciones registradas.
Sostuvo que para un adecuado seguimiento del tema en las últimas horas se reunió el Comité de Cuenca que tiene el departamento de Maldonado