“Punta Colorada: ¿lugar de moda o gestos demodé?”, por Luis Eduardo Pereira*

ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE EL PADRÓN N.º 1245 Y SUS DERIVADOS

A su respecto, estamos nuevamente ante un hecho del lugar con mucha efervescencia mediática y poco de sustancia que permita entender el fondo del asunto.
Presentado como lo han hecho los patrocinadores de los accionantes del litigio que pretende atraer por segunda vez la atención ciudadana como si se tratara de un tema de gran resonancia e impacto – como lo es sin dudas una anunciada Denuncia Penal a un destacado actor de la política nacional -, claro que la opinión pública parará la oreja… Y puede ser que algún distraído caiga con el bolazo.
Por el contrario, si algún periodista amigo del barrio, levantara la noticia de que ¨Peteco¨ festejó su cumpleaños, ningún gallo cantaría… ¿A quiénes les interesaría y le prestarían atención?. Varios ¨sueltitos¨, con una noticia ¨bomba¨ de tal envergadura, hoy tienen Prensa. Los escandaletes ¨venden y rinden¨… fundamentalmente a los nostálgicos.
Por otro lado, no olvidemos que esto en particular, acontece desde 1995, habiendo transcurrido por varias actuaciones de administraciones de distinto signo, pero con un Norte común: actuar de acuerdo a Derecho, y con la verdad sobre la mesa, porque eso de quererle achacar al Intendente Antía una suerte de abuso de funciones, es más bien un abuso de las vías procesales por parte de los denunciantes para utilizar inmuebles en provecho de privados. ¿O acaso no hace 28 años que andamos en este baile ya?
En la especie, claramente podemos afirmar de que hemos actuado con arreglo a la normativa legal vigente, incluso a lo dispuesto y establecido en la Ley N.º 18308. Por lo tanto, entendemos que no existe un ¨Abuso de Funciones¨ por parte de la IDM, ni del Intendente Antía.
Lo vamos a decir en alta y clara voz una vez más, hemos actuado al amparo tanto de pronunciamientos del Tribunal de lo Contencioso Administrativo como de Tribunales de Apelaciones. Incluso el Procurador del Estado en lo Contencioso Administrativo, ha realizado un informe contundente e inequívoco, en tanto en el mismo se infiere nítidamente que la Administración ha actuado con ajuste a Derecho y total transparencia.
Eso, consecuentemente, nos ha dado la tranquilidad necesaria como para poder establecer rotundamente que nuestras intervenciones han sido las de una Administración transparente y legalista. Por eso siempre seremos los más interesados de que las cosas se sepan, todas y de principio a fin…

¿Dónde y cuándo hemos cometido irregularidad alguna?.
Porque racionalmente hablando, en nuestra forma de ver las cosas, nunca hemos sido avasallantes ni temerarios para tomar determinaciones. Sí por el contrario, hemos procurado ser notoriamente legalistas, siempre!!!
Las conductas demostradas en todas y cada una de nuestras actuaciones, así lo testifican.
Por tanto, si alguien remotamente está pensando en exigirnos alguna extraña responsabilidad o apartamiento que pudiese parecerse a un desacato, bueno, capaz que estamos en ¨el mundo del revés¨…
Eso de que la IDM se apresta a demoler el lugar donde vivirían adultos mayores de entre 80 y 87 años, es un eufemismo para ganar tiempo y tratar de sensibilizar a la opinión pública. Como con algunas movilizaciones militantes que se ensayaron por estos días.
Estos Señores ¿viven realmente allí?. Porque hemos ido en varias oportunidades al predio en cuestión, y hemos constatado que las construcciones aparentemente se encuentran deshabitadas; lo pudimos verificar con testigos calificados, también días pasados, concurriendo para saber las cosas de primera mano y de qué estamos hablando.
Nadie está pensando en vulnerar derechos a nadie; de hecho la IDM ha efectivizado en varias oportunidades reuniones con delegados de la familia González, en una demostración de buena fe para escuchar a las partes involucradas.
Este tema que viene de larga data, de períodos de gobiernos anteriores al nuestro, solo merece ser ejecutoriado ahora por esta Administración. Simplemente estamos ejecutando y dando cumplimiento a algo llevado adelante también por la Administración que nos precedió, y creemos que de buena forma. Porque no vamos a señalárselo como un error, sino más bien como un acerto de buenas prácticas. ¿Por qué no habríamos de reconocérselo, si es así?.
¿Acaso porque tenemos miradas diferentes, vamos a decir que los Intendentes Burgueño y De los Santos actuaron desde 1995 motivados por fines materialistas creyendo que solo la plata lo es todo en la vida? Por supuesto que no es ni fue así. Sería una canallada que nunca podríamos ni siquiera pensar.
Entonces, si tenemos la honestidad intelectual para sostenerlo decididamente para esa etapa, ¿por qué vamos a aceptar que se esgrima para ésta?
Se trata de un litigio que la IDM ganó con varias sentencias judiciales de las que se desprende que esa tierra es pública, y esto es así desde hace mucho tiempo. No es Antía, el que desea demoler por sí y ante sí… Lo dicen las normas…
Antía lo que ha querido sí, es juntar a las partes y resolver este intríngulis de la mejor manera, pero todo tiene un límite… El tiempo pasa -recordemos que la Resolución última de Antía viene desde agosto de 2021- y nosotros tenemos un plan determinado, también desde hace mucho tiempo. Dos años de conversaciones, es tiempo en el que consideramos que hemos sido suficientemente tolerantes y en el que se ha tenido bastante paciencia para que las cosas se decanten, no?
Un plan que deseamos concretar antes de finalizar nuestro período de Gobierno. Pero nos impiden ahora, actuar después de lo ya resuelto legítima y pacientemente. No se trata de una Resolución express, como algún mal pensado destacaría.

Dicho ésto, dejemos en claro hacia dónde vamos.
En primer término, librar al uso público un formidable lugar de playa donde hoy se encuentra ¨SOS Rescate de Fauna Marina¨, con su director especializado Tesore a la cabeza de la organización.
Inmediatamente, relocalizar esa Organización en un lugar decoroso para funcionar, y también para los animales. Por eso, ya estamos construyendo en el predio, un lugar acorde a las necesidades específicas para el buen tratamiento de los animales en custodia.
En paralelo, pensamos instalar una escuela de remo y kayak, para niños de bajos recursos, en el lugar.
¿Acaso puede pensarse que ésto es en contra de alguien en especial?, ¿o se trata de mejoras a favor de nuestra sociedad y de quienes la conforman? .
Entonces, así como estamos acostumbrados a realizar el bien público en otros ámbitos como El Placer, Punta Ballena, el ¨Centro del Espectáculo¨ en su momento (2002-2003), etc., aquí también estamos empeñados en defender nuestra creencia de que no debe primar el interés privado sobre el interés común.
Pero todo ésto también, lo determinará oportuna y finalmente la Justicia, cuando termine este largo proceso. Y a lo que diga la Justicia, siempre nos estaremos ateniendo.
Pero eso sí, hay cosas que nunca las vamos a permitir. ¿Cómo vamos a permitir que se diga alegremente eso de que ¨es falso lo que manifiesta Antía¨? ¿Con qué fundamento lo dicen?, por más abogados que sean… que los respetamos mucho por cierto, y justamente por no conocerlos no podemos dudar de su idoneidad profesional, ni prejuzgar de sus propósitos, abrimos un signo de interrogación. Apenas podríamos creer que son buenos en el arte de invertir las pruebas, como hacer aparecer alguien interesado en fines espurios, cuando no lo es.
Pero como ellos, tal vez tampoco conozcan a Antía, y a quienes le secundamos en la gestión, olvidan o quizás no sepan que nosotros pertenecemos a un Partido que desde siempre ha preconizado ser ¨Defensor de las Leyes¨, actuando con apego a la Constitución y a la Ley.
Todas las acciones que se nos reconocen hoy día, en la medida que favorezcan la preservación ambiental, la integración social, y los valores esenciales que configuran nuestra identidad, serán siempre bienvenidas por esta Administración.
Por supuesto que a veces todos quisiéramos que jamás se tocara nada y que todo fuese presentado como en el origen de los tiempos.
Viviríamos en un idílico paraíso terrenal…
Estaríamos extasiados con la naturaleza pura, pero desde que existe el Hombre sobre la Tierra, algo siempre se modifica a su paso. El mundo ha seguido rodando, y como vivimos en éste, nosotros debemos acompañarle de la mejor manera, haciendo que las cosas sucedan para felicidad pública.
Y en ese camino, muchas veces poblado de espinas, nos encontramos para solucionar diferendos y allanar obstáculos para proseguir ejerciendo los mandatos populares de la mejor forma.
Consideramos que las soluciones deben venir siempre por el lado de defender la naturaleza todo lo mejor posible. Claro que dentro de un marco lógico, para que la gente -los lugareños, los veraneantes y trabajadores- pueda disfrutar a plenitud las bellezas y posibilidades que la generosa ¨Doña Natura¨ nos ha regalado a nuestro departamento todo.
Vamos por lo práctico, lógico, racional y legal.
Solo de esa manera entendemos -como se ha dicho- ¨sostenibles y sostenidos¨, nuestros espacios comunes, para atender en buena forma a los más.
De todos modos, tendremos que acostumbrarnos por el momento a tolerar el bochinche que algunos provocan, como a sus desafortunados exabruptos y chilliditos histéricos.
Rentabilizar intereses, no nos parece mal, siempre que se alcance con mesura; siempre y cuando no esté en juego el interés común.
En definitiva, esto no es más que otro jalón de las políticas de la Administración Antía en defensa del interés común, y concretamente del cuidado del ambiente y nuestras costas.
Siempre será momento de volver a creer en los mejores principios, porque las buenas prácticas terminan imponiéndose a las arbitrariedades.
Tempranamente sentimos decir alguna vez a un pensador, que ¨el fuego no lo termina todo: algo siempre queda, un pájaro, un insecto, una idea…¨
Ese esperanzador mensaje alumbrará siempre el tiempo por venir, y nos permitirá soñar con el amplio horizonte que deseamos para las nuevas generaciones.
Por eso, si desapasionadamente se tienen en cuenta los sanos argumentos esbozados, tarde o temprano resultará en algo que seguramente Será (de estricta) Justicia!

Luis Eduardo Pereira

*Secretario General de la Intendencia de Maldonado