Quien había arrojado sospechas sobre el Hemocentro Regional está sumariado

Se lo acusó de diversas irregularidades, se lo separó de su cargo y no se descarta que el caso pase al ámbito penal

El catedrático Ismael Rodríguez Grecco, que a mediados de 2017 mantuvo un diferendo con las autoridades del Hemocentro Regional de Maldonado y lanzó sospechas sobre presuntos malos manejos en la institución, está siendo sumariado por su actuación al frente de otros bancos de sangre que funcionan en el país. Según informó Brecha el pasado viernes, una auditoría externa reveló la existencia de múltiples irregularidades en un departamento de Medicina Transfusional, cuyo jefe es justamente Rodríguez Grecco. Actualmente, el profesional es asesor presupuestado del gobierno en políticas de gestión de la sangre y director de los servicios de hemoterapia del Hospital de Clínicas y Casa de Galicia, además de desempeñarse en el Centro de Hemoterapia del Casmu.
La investigación reveló que esa mutualista “perdió cientos de miles de dólares debido a decisiones y fallas de dudosa justificación”, por lo que Rodríguez fue separado del cargo y ahora se estudia si el caso es llevado ante la justicia penal. Además, se detectó varias irregularidades administrativas, financieras y de gestión de recursos humanos.

Imagen
El centro fue inaugurado en agosto de 2017 como “el más grande y moderno” de Uruguay. En ese mismo año, siendo Rodríguez coordinador de la red de bancos de sangre (Hemored) de la administración de Asse, la Fundación Hemovida lo acusó de tomar decisiones en contra del Hemocentro de Maldonado para favorecer el proyecto del Centro de Hemoterapia del Casmu.
El conflicto tuvo impacto nacional. Finalmente, el cargo de coordinador fue suprimido y se inició una investigación administrativa sobre el funcionario por la presunta conjunción de los intereses público y privado. El médico fue sancionado luego con “una advertencia” del Colegio Médico del Uruguay a través de un fallo del Tribunal de Ética Médica, en agosto de 2018. Ese organismo concluyó que las declaraciones del funcionario contra la gestión y la dirección del Hemocentro de Maldonado “tenían la potencialidad de afectar la imagen del director del Hemocentro y también de perjudicar la asistencia de los pacientes”.
Ahora, el futuro del profesional “es incierto”, contó Brecha. El consejo directivo del Casmu resolvió separarlo del cargo junto con la coordinadora del servicio, Andrea Machín. A ambos se les instruye un sumario. En lugar de Rodríguez Grecco quedó el subjefe del servicio, Juan Insagaray, quien también está sumariado. El trío tiene idénticos cargos en el servicio de medicina transfusional del Hospital de Clínicas. Una comisión integrada por dos contadores, dos hemoterapeutas y un abogado, Jorge Barrera, tendrá que establecer a quién cabe la responsabilidad de las irregularidades detectadas y decidir si da cuenta de todo a la justicia penal.