Quinquenio: Libertad campeón de Liga Mayor por quinta vez consecutiva

Es su 12° coronación en lo que va de la historia de Liga Mayor, su quinta consecutiva, convirtiendo al club del barrio Capandegui en el más ganador de esta competencia con amplia ventaja

Foto: Ernesto Hornos, Domingos de Pasión de Derlis Techera De León

Por Rodrigo “Chino” Fernández

En la noche del domingo en el estadio Domingo Burgueño Miguel Libertad ha logrado obtener el título de Campeón 2023 de la Liga Mayor de Maldonado tras vencer en el alargue de la “Semifinal” por 5-3 a San Carlos, un verdadero partidazo. Para Libertad es la 12° coronación en lo que va de la historia de Liga Mayor, su quinta consecutiva, convirtiendo al club del barrio Capandegui en el más ganador de esta competencia con amplia ventaja.

UN PARTIDO MEMORABLE

EL PRIMER TIEMPO SE FUE CON VENTAJA DEL PENADO
Comenzamos a analizar lo que fue uno de los mejores partidos que me ha tocado ver en los últimos años. En este encuentro Libertad corría con ventaja desde el vamos ya que había ganado la Tabla Anual ante el propio San Carlos unos días atrás en la cancha de Atenas, por lo que si ganaba en este encuentro se llevaba el título. San Carlos sí o sí debía ganar para forzar dos partidos más, entonces el “Penado 14” tenía una ventaja por encima de su rival de todas las horas. En el inicio del partido se vio un trámite parejo y de estudio, no hubo grandes jugadas y ambos equipos se mostraban cautos como estudiando al rival sin mucha profundidad, Libertad presionaba alto y con el balón intentaba hacer mover el útil lateralizando su juego en el medio campo y con Rodrigo Pérez como el director de juego. En cambio San Carlos estaba bien parado y fue más vertical, buscando en pases largos a Eduardo Chocho que estaba por derecha en el arranque de este encuentro, pero el veloz delantero no podía desnivelar. Cerca del minuto 15 tenemos un par de incidencias interesantes, Eduardo Chocho se pasó a la izquierda del ataque y ahí sí encontró un terreno fértil con más espacios ante Sergio Montero que no podía en ese mano a mano. San Carlos había encontrado un emparejamiento favorable. Y la otra incidencia importante es que la presión alta que hacía Libertad era tan fuerte que no permitía claridad en la salida del rival, esto iba a traer sus frutos.
En el minuto 37 la presión alta de Libertad alcanzó su objetivo porque, comprometidos por la misma la defensa de San Carlos, tuvo que dar un pase malo atrás a su portero, Maxi Martínez quien se vio obligado por Bruno Giménez y dudó un momento que fue letal: al rechazar la pelota ésta rebotó en el delantero rival y después le quedó a merced del mismo para anotar la apertura del score en el Campus, era el 1-0 para Libertad que lo festejó mucho, quizás demasiado. En la reposición desde el medio pasaron muchas cosas, San Carlos sabía que muchos de los jugadores rivales estaban aún con la adrenalina alta por el festejo y lo aprovechó ya que enviaron un pase largo a Leandro Dalmao que más rápido que todos entró al área y definió notable para empatar el partido enseguida y no dejar festejar a los rivales. Era el 1-1 cuando corrían 38 minutos del primer tiempo. Este minuto de locos hizo mover a los equipos, siempre los goles son detonantes de que los partidos empiecen a tomar más emociones y sobre el minuto 41 llegaría otra explosión de grito de gol, esta vez en el lado de Libertad que tras un córner encuentra el 2do gol. La pelota llegó al corazón del área de San Carlos y ésta rebotó en defensa del decano carolino que no pudo rechazarla y le quedó entonces a Rodrigo Pérez. El Rolo no escatimó en nada y pegándole de una dentro del área chica dejó sin asunto a Martínez para poner 2-1 a su equipo arriba y así se fueron al descanso. Libertad aprovechó con efectividad los errores defensivos de San Carlos que pudo ahogarles el festejo del primer gol y nada más.

LA SEGUNDA PARTE NO TUVO RESPIRO
Para el arranque de la segunda mitad San Carlos hizo una variante al incorporar a Nicolás Hernández al mediocampo por Cristian Díaz, esto le dio al equipo un adelantamiento en el terreno que le favoreció en su juego. Ahora San Carlos era un equipo con un mejor trato del balón que en el primer periodo, se los veía decididos a ir por el empate desde el arranque del segundo tiempo.
En el minuto 11 aparece en todo su esplendor Eduardo Chocho y lo empató, un centro que llega desde la izquierda y entre unos cuantos rivales el delantero para el esférico con el pecho y sin dejar caer la guinda saca una tijera cruzada que hace que la misma salga bien direccionada para que haga estéril el vuelo de Marcos Nieves que veía cómo la pelota se colaba contra el palo derecho de su portería. Un canto al fútbol lo que hizo Chocho y estábamos 2-2. Libertad sintió el impacto del gol, San Carlos lo sabía y fue con todo en busca de más y lo encontró en el minuto 21 cuando nuevamente Leandro “Chino” Dalmao queda en otro mano a mano ante Nieves y es un especialista, definió a lo crack tocando la pelota suave y cruzada para que mansamente se convierta en el tercer gol de su equipo. Lo daba vuelta San Carlos y deliraba la Tribuna “Campeones del Este 1954” que estaba repleta de hinchas albirrojos festejando el parcial 3-2.
Libertad estaba realmente en problemas por primera vez en todo el Campeonato, no se lo veía cómodo en el terreno de juego y con mucha molestia, tanto es así que minutos más tarde del gol de Dalmao llega la expulsión por doble amonestación de Rodrigo Tabárez y quedaban con uno de menos. Todo cuesta arriba para el equipo que dirige Gabriel Alcoba que desde las cabinas miraba el partido y veía cómo su equipo estaba totalmente “sacado”.
Es en esos momentos cuando algo aparece, no me pregunten qué es porque no tengo una explicación para describir lo que es, pero aparece siempre y Libertad lo tiene, es la “mística” o más bien una especie de “don” que este equipo tiene y lo usa en estos momentos. Ha pasado antes y pasó en esta oportunidad, esto no se explica con palabras y solo los que lo viven dentro de la cancha son los que pueden entender qué es, pero aparece y ha aparecido a lo largo de estos años cuando Libertad parece estar contra las cuerdas, aparece cuando parece que ya lo tienen prácticamente sentenciado y sin embargo logran dar un golpe que cambia todo, esto no se explica con palabras porque esta situación es algo que va más allá de la lógica, es la “fuerza” del campeón.
Corría el minuto 39 del segundo tiempo y se acercaba el final del partido. San Carlos lo tenía todo a favor y con un hombre de más, pero el Rolo se manda una de las suyas, apiló rivales por la izquierda ingresando al área con una decisión de talento y virtuosidad. Cuando se le terminaba la cancha mandó el pase al medio con la esperanza de que un compañero pudiera empatar, pero su pase no encontró a nadie de su equipo y sí a Rodrigo Chocho, que con muy mala fortuna, en su afán de rechazar, no hizo más que pegarle mal a ese balón y elevarlo por encima de Martínez que no pudo atraparla para que la pelota vaya a dormir contra las piolas y lo impensado era realidad: estaban 3-3 y todo como al inicio. La verdad era un partidazo y los que estábamos en el estadio no queríamos que terminara jamás.

EL MOMENTO DONDE AGUSTÍN HERNÁNDEZ SE METE EN LA HISTORIA
Y nos fuimos al alargue, tras el empate 3-3 debíamos ir a dos tiempos suplementarios de 15 minutos cada uno y ver si en ese tiempo uno de los dos podía sacar diferencias, la tensión se podía notar en las hinchadas que miraban nerviosas el correr de los minutos en ese momento del partido. El primer chico que se fue sin goles con algunas llegadas sobre los arcos, pero sin mucha trascendencia, salvo un tiro libre que tiró Eduardo Chocho y pasó a centímetros del arco de Marcos Nieves.
En el segundo tiempo del suplementario todo fue de Libertad, a pesar de tener un hombre de menos se los veía con más resto físico que San Carlos y como que empezaron a tomar la iniciativa e ir por algún gol que le diera ya el título, lo veían posible porque San Carlos estaba cansado y sin ideas. A los 3 minutos Agustín Hernández, que había ingresado sobre el alargue, hace su primer gol del partido, un tiro cruzado que impactó en las redes haciendo explotar las gargantas de los hinchas del “Penado 14”. Se ponían 4-3 arriba y la meta estaba cerca, pero como si esto no fuera suficiente no se echaron atrás cuidando el resultado, sino que siguieron buscando tener el balón y salvo algunas incursiones individuales de San Carlos, siguió dominando Libertad y entonces llegamos al minuto 13 del segundo suplementario y encontramos cómo Agustín Giosa se la juega prácticamente solo en el área rival, la jugada fue entreverada pero Giosa lo tenía muy claro, había desestabilizado a toda la defensa del rival y cuando parecía que no había salida clara le dio la pelota a su tocayo Hernández que en el medio del área tuvo un penal en movimiento para sentenciar la noche y empezar a desatar la locura de la gente de Libertad que ahora sí veía a su equipo como campeón, era el momento de festejar.
El final del partido llegó y las manos fueron al cielo, Libertad era el mejor de todos una vez más, abrazos entre llantos de alegría, saltos y cánticos de la hinchada y los jugadores, fuegos artificiales, bengalas encendidas y humo artificial entre risas, alaridos y gritos de “Dale Campeón, Dale Campeón” que se mezclaban con corridas de los niños y los no tanto, que saltaban a la cancha a buscar a sus ´´ídolos” para festejar junto a ellos la consagración, la fiesta albiceleste había comenzado.

UNA COPA MÁS
Entonces, aparecieron las autoridades de nuestro fútbol y tras una cuenta al unísono que llegó al número 12 levantaron la Copa de Campeones 2023 rodeados de familiares, amigos, hinchas, dirigentes y allegados, Libertad logra el Quinquenio y siguen escribiendo páginas de gloria en nuestro fútbol, porque es la primera vez que un club alcanza este logro y posiblemente pasarán muchos años para que otro equipo logre esta hazaña deportiva que los tiene hoy en la cima del fútbol en nuestra tan querida Liga Mayor.
Felicitaciones para toda la gente del club Libertad.

DETALLES

LIBERTAD 5 SAN CARLOS 3
Estadio Domingo Burgueño Miguel (2500 espectadores) Árbitros Pablo Pereira, Abraham Alvarez, Carlos Sena. Cuarto Árbitro Martin Da Silva

LIBERTAD (5): Marcos Nieves, Fabricio Cancela (Camilo Miraglía), Sergio Montero, Bruno Pintos, Santiago Pérez, Cristian Patrón (Cheyene Duran), Rodrigo Tabarez, Rodrigo Pérez (Agustín Hernández), Matías Tavares (Agustín Giosa), Facundo Suarez (Maximiliano Machado), Matías Giménez. DT Gabriel Alcoba

SAN CARLOS (3): Maximiliano Martínez, Martin Nerón, Christian Díaz (Nicolás Hernández), Rodrigo Chocho, Agustín Noguez, Guillermo de León (Facundo Tort), Guillermo Trinidad, Braian Bouza (Kevin Sosa), Emiliano Bernales (Pablo Moreira), Eduardo Chocho, Leandro Dalmao. DT Diego Sienra Goles 37 Matías Giménez (L), 38, 66 Leandro Dalmao (SC), 41 Rodrigo Pérez (L), 56 Eduardo Chocho (SC), 84 e/c Rodrigo Chocho (L), 113, 118 Agustín Hernández (L) Expulsados 71 Rodrigo Tabarez, Emiliano Suarez (este desde el banco de suplentes), ambos en Libertad