Remolcador “Michelle Foss” retomó este jueves su tarea de remolcar al imponente portaaviones exUSS “Kitty Hawk”

En esta nueva etapa, el portaaviones, desactivado años atrás por la Marina de los Estados Unidos, se dirige hacia Puerto España en la caribeña isla de Trinidad

A media tarde de este jueves el remolcador de altura de bandera estadounidense “Michelle Foss” retomó su tarea de remolcar al imponente portaaviones exUSS “Kitty Hawk” hasta la planta de desguace de barcos del puerto Brownsville, Texas.
En esta nueva etapa, el portaaviones, desactivado años atrás por la Marina de los Estados Uniodos, se dirige hacia Puerto España en la caribeña isla de Trinidad. Se espera que ambos barcos lleguen a ese puerto del mar Caribe el próximo 10 de mayo, según trascendió en las últimas horas.
El barco y el remolcador zarparon del puerto de Bremerton de Washington en la costa oeste de los Estados Unidos. Ambas naves tienen su maniobra restringida y su velocidad apenas supera los seis nudos, un poco menos de diez kilómetros por hora.
Por su eslora de 330 metros y su manga de unos 50 metros el buque no pudo transitar por el canal de Panamá. El barco fue vendido en un centavo por la Armada de Estados Unidos a la empresa que lo convertirá en chatarra. Los dos barcos arribaron a la zona de servicios frente a Punta Colorada en la mañana del pasado 1º de abril.