Reparación del puente afectado tomará al menos un año según peritajes preliminares

Efectivos del Batallón de Ingenieros de Combate Nº 4 estuvieron este jueves en el lugar buscando los puntos de apoyo necesarios para tender un puente provisorio

La reparación del segundo puente ondulante sobre el arroyo Maldonado tomará más tiempo del deseado, según los resultados preliminares de los peritajes practicados en la averiada estructura por técnicos municipales, del ministerio de Transporte y Obras Públicas, y de las empresas Saceem y Castro Dieste Ingenieros, según trascendió en las últimas horas.
Una de las versiones que circuló establece un plazo superior al año para reparar los daños provocados por el intenso pasaje de camiones con cargas mayores a las establecidas cuando el puente fue construido, a fines de los años noventa.
El daño afectó las lingas que conforman el hormigón postensado del que está hecha la estructura, entre otros problemas constatados.
Correo de Punta del Este intentó comunicarse con el intendente Enrique Antía para confirmar la referida información.

Puente militar
En tanto, efectivos del Batallón “general Celestino Bove” de Ingenieros de Combate Nº 4 de Laguna del Sauce se constituyeron este jueves en los alrededores de los puentes ondulantes buscando los puntos de apoyo necesarios para tender uno provisorio entre ambas márgenes.
Los militares bajaron de los vehículos con herramientas y otros elementos para buscar el mejor lugar donde colocar el puente de pontones.
Los efectivos colocaron dos conos de color rojo, uno en la orilla del lado de El Placer y el otro enfrente, en “El Tesoro”, para delimitar en principio los lugares donde se colocaría el puente de pontones.
El cauce del arroyo, al oeste de los dos puentes ondulados, es el de menor distancia entre ambas márgenes, con poco menos de doscientos metros entre uno y otro lado. No es la primera vez que la Intendencia de Maldonado y Ministerio de Transporte y Obras Públicas apelan al Ejército Nacional para encontrar una solución a la problemática del tránsito en ese lugar de la costa del departamento. Durante la presidencia de Luis Lacalle Herrera y del fallecido empresario Mario Amestoy como ministro de Turismo, efectivos del Ejército tendieron un puente sobre pontones mientras finalizaba la obra del que ahora está fuera de servicio.
Todo indica que ahora, mientras se encuentra una solución al nuevo puente, se recurrirá una vez más al Ejército Nacional.

4 COMENTARIOS

  1. AURELIO OSORIO. En primer lugar, el comentario no tiene nada que ver con el artículo.
    Segundo, lo de la torre lo han tomado como una competencia estúpida para ver quien la tiene más alta. Se te olvida que eso va a estropear el paisaje y las condiciones inherentes a Punta del Este, algo que le da identidad y que es el atractivo para los turistas y quienes viven acá. Cuando la mega torre tape el sol en la playa, te aconsejo que lleves a los turistas allí para que “disfruten” del lugar.
    Ah, y no te olvides que el sobrevalorado arquitecto Viñoly, se ha caracterizado porque donde ha hecho algo siempre estropeó el entorno de forma calamitosa.

  2. Dudo que el puente pueda ser habilitado para transitar con seguridad. la “panza” está cada vez más cerca del agua y no veo cómo podrían volver a elevarla, menos con los conocimientos y medios que hay en el país. Por tanto, la “reparación” no la considero segura y espero no tener que pasar nunca más por ahí.
    En cuanto al puente de pontones, la experiencia de uno que pusieron hace años es preocupante. En ese entonces yo estaba en la Barra, muy cerca del puente, y en varias ocasiones metieron omnibus de turismo que no volcaron de casualidad, ya que esos puentes no están adecuados para vehículos con alto centro de gravedad como los omnibus grandes. Ahora pretenden poner de nuevo este puente del otro lado (El Placer) y ahí va a ser el mismo problema, sobre todo con los accesos en las dos orillas.
    Tarde se acordaron de prohibir el tránsito muy pesado de camiones con materiales de construcción, cuando es evidente que no se necesita ser ingeniero para darse cuenta que ninguno de esos puentes fue construido para ese tipo de vehiculos (en los 50, cuando mucho pasaban 10 autos por dia en temporada).
    Esto es igual que con el incendio del shopping: después de 25 años aun no tenia sistema de aspersores, ni hidrantes, ni lo más elemental para prevenir o combatir incendios… eso sí, tenía todas las habilitaciones y permisos al día de Bomberos e Intendencia.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con el proyecto de esta torre que se convierta en la más alta de América Latina, sería un gran aporte también para el turismo para Punta del Este y Uruguay. Soy guía turístico regional y este proyecto le daría más esplendor significativo para nuestro país por tener la torre más alta de Latinoamérica.-

Comments are closed.