Revocan sentencia que ordenó prisión preventiva de un joven imputado por un delito de hurto agravado

Un tribunal de apelaciones dispuso que el imputado cumpla la preventiva con arresto total domiciliario que deberá cumplir en la casa de su madre en la localidad de La Capuera

La presidente del alto tribunal, Doris Morales, fue la única integrante del tribunal que se mostró a favor de remover al funcionario.

Un fallo en segunda instancia revocó la sentencia en primera instancia dictada el 13 de agosto pasado por la jueza subrogante de 11º turno de Maldonado, doctora Dina Salim, que ordenó la prisión preventiva por noventa días de un joven imputado de un delito de hurto agravado quien, además, es consumidor de pasta base.
En fallo dictado el 11 de setiembre pasado, el tribunal de apelaciones dispuso que el imputado cumpla la preventiva con arresto total domiciliario que deberá cumplir en la casa de su madre en la localidad de La Capuera. Los ministros, al fallar, advirtieron que durante este período el imputado no podrá mantener ningún tipo de contacto y por cualquier medio, por sí o por interpósita persona, con el denunciante.

Hechos
El día 10 de octubre ocurrió un hurto en la zona de Ocean Park frente a La Capuera. Allí quedaron registrados dos personas que habían ingresado a una finca y se llevaron varios efectos entre ellos un televisor plasma, y se retiraron con los efectos bajo el brazo y caminando. Fueron registrados además por las cámaras del CCU Luego del hecho, un funcionario policial de la zona que conoce a uno de los involucrados ve circular a los imputados, intenta identificarlos y reconoce a G.G.. Aún no estaba la denuncia de hurto radicada, fue así que el día 12 de agosto del corriente se lo intervino nuevamente a G.G. y con los elementos señalados, es decir las filmaciones del hecho ocurrido el hurto, y el reconocimiento del funcionario policial se solicitó la orden de detención, el Señor G.G. declara por el art. 61, confiesa que él había sido el autor del hurto junto a otra persona de nombre V.V. e indica el domicilio donde estaría quedándose V.V. y en ese domicilio indicado es que se solicitó la orden de allanamiento a la finca sita en barrio La Capuera calle 8 de Octubre esquina Iporá por lo que la policía concurre munida de la orden de allanamiento y encuentran a V.V. que hasta ese momento se desconocía su apellido, que tenía entre sus ropas un control de Direct tv que había sido hurtado en la casa de la víctima y además en la finca se encontraron otros efectos que fueron reconocidos por la víctima. Asimismo se constata en ese momento que V.V. llevaba puesto una campera que es la misma que tiene en el momento de la audiencia la que está rota en la capucha y es la misma campera con la que está filmado el otro autor del hurto”.

“Achique”
La fiscalía pidió la prisión preventiva del imputado por el plazo de 90 días, que fundó en lo que sigue: En el caso los riesgos a cautelar son el de fuga y el de entorpecimiento de la investigación. El primero se basa en que V.V. se encuentra desocupado y no cuenta con domicilio fijo, pues el que aportó es un sitio que funciona como “achique”, lo que evidencia problemas de consumo y ausencia de arraigo. El segundo estaría dado por cuanto conoce donde reside la víctima y ello podría operar como factor de entorpecimiento.-
La Defensa se opuso: No se justifica la imposición de una medida cautelar de tanta gravedad. Si bien es cierto que no cuenta con un trabajo fijo, realiza changas con la leña, que es lo que le permite subsistir. El riesgo de entorpecimiento de la investigación tampoco aplica. El denunciante ya formuló la denuncia y en sustancia no hay nada que apunte a que su patrocinado habrá de buscar afectar su declaración, quien nada aporta en cuanto a la identidad o participación de los autores del hurto. El tribunal le dio la razón a la defensa y ordenó el arresto domiciliario del imputado.