La compañía fue reconocida por tercer año consecutivo por su apoyo y adhesión en 2020 al logro de la meta de energía evitada establecida en el Plan Nacional de Eficiencia Energética.
“En Salus estamos orgullosos de ser parte de este objetivo. Este año nos certificamos como Empresa B y el logro de hacer un uso eficiente los recursos es parte del compromiso asumido por Salus de generar un impacto positivo en el medio ambiente. Estamos comprometidos con los beneficios que esto trae para Uruguay y trabajamos para que este cambio se extienda cada vez a más sectores de la sociedad”, señaló Jordi
Carrión, CEO de la compañía. Este nuevo galardón, es un reconocimiento al esfuerzo constante de Salus por avanzar hacia una producción cada vez más sustentable. Para identificar oportunidades de mejora en materia de eficiencia energética, la compañía había realizado un relevamiento exhaustivo que permitió definir áreas en las que era necesario profundizar los esfuerzos e incorporó tecnología más eficiente consolidando su estrategia de sustentabilidad. En 2020 el 90,4% del consumo energético provino de fuentes Renovables, cifras que dan cuenta del compromiso asumido por la marca. Salus reafirma día a día su compromiso con el medio ambiente y la sustentabilidad como ha sido parte de su historia desde hace más de 128 años junto a los uruguayos.