Situación del puente de La Barra genera preocupación en autoridades y vecinos

El intendente Antía se reunirá este lunes con ingenieros de la IDM y por zoom con los del Ministerio de Transporte para avanzar en los diagnósticos que permitan comenzar los trabajos.

La clausura del tránsito hacia el este por el puente ondulante sobre el arroyo Maldonado dispara más incógnitas que variables conocidas, todas ellas matizadas por la gran preocupación existente tanto en autoridades como en vecinos.
Variables conocidas muy pocas: que el puente se hundió más de un metro y que el hormigón postensado se soltó de sus anclajes tanto de la margen sur como de la margen este de arroyo Maldonado. Todo indica que la construcción se sostiene ahora por los pilares y pilotes existentes junto a cada cabecera de un lado y otro del curso de agua.
Todo esto, que se nota a simple vista, fue corroborado el viernes durante una inspección conjunta de funcionarios e ingenieros tanto de la Intendencia de Maldonado como del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Además, entre los presentes estuvieron los ingenieros Norma y Alberto Ponce, hijos del extinto y renombrado ingeniero compatriota Alberto Ponce. El estudio de este último tuvo a su cargo los estudios para construir el puente en cuestión, gemelo del construido entre 1962 y 1965 por el extraordinario Leonel Viera.

Interrogantes
Durante la inspección del viernes los técnicos constataron las fallas existentes. Ahora se deberá aguardar por el resultado del peritaje que informará lo que pasó, lo que pasa y lo que pasará. Dicen que el puente cedió más de un metro. Ahí empiezan las preguntas. ¿Por qué ocurrió esto? ¿Puede levantarse esta estructura y colocarla en su lugar? ¿Cómo se reponen las lingas que conforman el hormigón armado a partir del método del postensado? ¿Qué fue lo que pasó? ¿El puente presenta vicios de construcción? ¿Fue sometido a cargas superiores a las establecidas en su diseño? Las preguntas continúan: ¿Tendrá arreglo? ¿Habrá que construir uno nuevo? Mientras tanto, se acerca una nueva temporada. Si ahora el puente “Leonel Viera” recibe el volumen de tránsito de un lado y otro del arroyo, ¿qué sucederá cuando se aproxime el verano?
Todas estas dudas quedarán despejadas cuando los técnicos remitan a las autoridades el estado de situación del puente.

Cartel
Quienes circulan de forma habitual de un lado y otro del arroyo Maldonado recuerdan la existencia de un cartel colocado sobre la derecha en el tránsito que circulaba hacia el sur por el puente “Leonel Viera”. Algunos recuerdan que el citado cartel advertía a los conductores que el puente no estaba habilitado para soportar camiones con más de quince mil kilos de peso. El cartel desapareció hace algún tiempo. Justo cuando comenzó a notarse el tránsito de camiones de doble eje cargados a tope hacia los obradores ubicados al este del arroyo Maldonado.
Expertos en el tema aseguran que el cartel tendría que haberse colocado del otro lado del arroyo. La respuesta es obvia: los camiones pasaban hacia el este a plena carga y regresaban por el “Leonel Viera” vacíos. Esto explica por qué solo el puente más nuevo experimentó el colapso que obligó a clausurar el tránsito hacia Punta del Este. De todas formas, nada explica tampoco, por qué desapareció el cartel en cuestión. Quizás el viento o algún coleccionista de este tipo de cartelería se lo llevó como souvenir.

“Dolor de cabeza”
Por su parte, el jefe comunal aseguró que trabajarán día y noche para reparar puente de la Barra. La rotura es “un dolor de cabeza” y “una sorpresa” en una obra de la que aclaró, es del MTOP y resaltó que se actuó a tiempo por parte de la dirección de obras y ante la situación se tomaron las previsiones.
Al enterarse se encontraba en el congreso de intendentes en Artigas, junto al subsecretario del MTOP y allí mismo acordaron una visita al más alto nivel de ingenieros expertos en puentes.
Este lunes, en tanto, se reunirá con ingenieros de la IDM y por zoom con los del Ministerio de Transporte para avanzar en los diagnósticos que permitan comenzar los trabajos.
El jefe comunal también adelantó que la IDM invertirá lo que “haya que invertir” y dijo que no descarta que se trabaje día y noche, aunque prefirió no arriesgar fechas concretas. “Hay que tener cabeza fría, pensar bien, encarar la obra y si hay que poner doble turno, iluminando en la noche para trabajar, lo haremos” sostuvo. Asimismo, se prohibirá la circulación de camiones pesados, dijo.

Gastos
La empresa Ramón C. Álvarez Sociedad Anónima cobró, al menos dos veces, por trabajos de mantenimiento y de cierre de obras del puente sobre el arroyo Maldonado. Uno de los pagos fue dispuesto el 17 de enero de 2008. En esa ocasión la empresa cobró 729.624 pesos por ajuste paramétrico. A fines de ese mismo año, la misma empresa cobró otros 1.445.000 pesos. En este caso por trabajos de cierre de obra. Se supone que se trata de obras realizadas en el segundo puente, hoy clausurado.