Suspendieron audiencia por accidente aéreo de Laguna del Sauce; no se presentó ninguno de los citados

Los cinco argentinos habían sido citados vía exhorto enviado desde el juzgado penal a cargo de la investigación; el accidente fue el 19 de marzo de 2015 y costó la vida a diez personas

El juez Rubén Félix Etcheverry tenía planeado indagar hoy a cuatro empresarios argentinos por el accidente de aviación registrado el 19 de marzo de 2015 en Laguna del Sauce que costó la vida a diez personas. Etcheverry subroga al juez Pablo Javier Gandini, titular del juzgado penal de 4º turno a cargo del presumario iniciado el mismo día del siniestro registrado cuatro años atrás. Sin embargo, y aunque se creía lo contrario, ninguno de los citados se presentó en la sede del Centro de Justicia. Los cinco argentinos habían sido citados vía exhorto enviado desde el juzgado penal a cargo de la investigación.
Entre los citados se encuentra el titular de la Droguería Meta SA, una de las firmas propietarias del avión accidentado, un bimotor Hawker Beechcraft King Air B90, matrícula argentina LV-CEO.
La aeronave era propiedad de las firmas argentinas Droguerias Meta S.A., Dihemo S.A. e Inversiones Locales S.A. Por la misma razón también declararán como indagados dos empresarios argentinos junto con otro hombre de la misma nacionalidad que fue citado como testigo de la causa. Fuentes del caso indicaron que se trataba de la primera audiencia donde se indagaría a personas por su presunta responsabilidad en el accidente ocurrido cuatro años atrás en Laguna del Sauce.

La noche trágica
Los ejecutivos de una de las empresas accionistas del Centro de Convenciones de Punta del Este mantendrían una serie de reuniones con su contraparte local y contactaron a una agencia de viajes en Buenos Aires que les indicó que lo mejor era alquilar una aeronave.
La agencia realizó esa recomendación “porque los costos son muy ventajosos y pueden disponer de un horario muy flexible para sus actividades en una aeronave en excelentes condiciones con pilotos de mucha experiencia”.
Finalmente la empresa notificó a la agencia que ocho de sus ejecutivos viajarían en el vuelo, si bien la aeronave tenía capacidad para seis pasajeros y dos tripulantes en lugar de los diez que volaron ese día. El vuelo partió a las 08:15 del aeropuerto de San Fernando. A las 09:20 aterrizó en Laguna del Sauce y despegó nuevamente a las 20:37. Luego de unos segundos de vuelo, el Beeccraft alcanzó los 400 pies de altura, poco más de 100 metros.
En pleno ascenso el avión giró a la izquierda y se precipitó a las aguas de la laguna a 2.2 kilómetros al norte de la cabecera 19 de la pista. En el accidente murieron los dos pilotos y los ocho pasajeros.
El informe realizado durante la investigación sostuvo que los pilotos no tenían la práctica adecuada para volar este tipo de aeronave: “No se pudo comprobar que tanto el piloto como el copiloto hubiesen realizado 3 despegues y 3 aterrizajes cada uno, al mando total de la aeronave, por lo que probablemente la tripulación no estaría debidamente habilitada para realizar el vuelo”, indicó el informe.
“Con respecto a la habilitación sobre vuelos nocturnos deberían haber tenido en los 90 días precedentes por lo menos 3 despegues y 3 aterrizajes en vuelo nocturno. No hay registros de esta actividad, por lo que surgen dudas si estaban habilitados para realizarlos”, agregó.
El documento indicó además que antes de volar se cambió la configuración de los asientos para poder transportar a los 8 pasajeros ya que inicialmente estaba dispuesto únicamente para 5.