Por Gustavo Toledo – Ciudadanos Maldonado


Las últimas encuestas y el runrún de la calle coinciden en indicar que la quijotada que Ernesto Talvi decidió emprender hace apenas nueve meses, lanzándose a la arenapolítica con el objetivo deformar una organizaciónpartidaria nueva (“Ciudadanos”) y desde ella competir por la candidatura presidencial del Partido Colorado, es, hoy, una opción real y concreta con chances de ganar la interna y competir en octubre (y con toda seguridaden noviembre) por el gobierno nacional.
Como es evidente, cada vez más colorados y ciudadanos de todos los colores manifiestan su deseo de acompañarlo con su voto. Es más, como marcan los estudios de opinión pública que se dieron a conocer recientemente, muchos compatriotas que votaron en el pasado al Frente Amplio (o incluso formaron parte de sus filas, como nos consta personalmente), coinciden en que Talvi es la mejor opción de todas las quese presentan en esta elección.
De ahí el nerviosismo de algunosdirigentes políticos del oficialismo,como es el caso de los
precandidatos frenteamplistas Oscar Andrade yMario Bergara o del mismísimo ministro Danilo Astori, quienesbuscaron en las últimas semanas confrontar con él y no se ahorraron críticas a sus propuestas, ni algún que otro golpe bajo a su persona.
Desde el ángulo del gobierno, que ve que sus minutos en el poder se agotan, es lógico que lo hagan.
Nadie mejor que ellos sabe queTalvi es el único candidato de la oposición que, en la actualidad, les resta apoyos. Tienen claro que, una vez más, el Partido Colorado le ofrece a la ciudadanía un proyecto de país progresista y transformador, encabezado por una persona formada, serena e intachable, a la que todo el mundo le reconocesu amplitud de miras y su capacidad de diálogo, lo que haceque cientos yquizás miles de uruguayos se animen a cruzar esa línea imaginaria que hasta hoy nos separaba, para, entre todos, abrirle la puerta al futuro.
Así, ante un Partido Nacional dividido y crispado y la incertidumbre que despiertan algunos de los partidos emergentes en relación a sus verdaderas afinidades ideológicas y su vocación de cambio, Talvi constituye una opción seria, segura y confiable para los compatriotas que adviertenque, como tantas veces en el pasado, va a ser en el Viejo Partido de la Defensa donde se juegue una vez más la suerte de la República, pues quien sea elegido como su candidato presidencial el próximo domingo, deberá asumir la doble responsabilidad de conducir el bloque opositor convirtiéndoseen la alternativa al proyecto perimido del Frente Amplio y transformarse a la vez en la principalvalla de contención de las corrientes populistas que a izquierda y a derecha del espectro político amenazan
con romper la dignidad de la república y envenenarla convivencia entre los uruguayos.
Porque, más allá de candidaturas simbólicas ytestimoniales, que merecen nuestro mayor respeto y gratitudpor el enorme esfuerzo que realizan en aras de revertebrar el partido y fortalecer su presencia en todo el país, es Ernesto Talvi, por su plan de gobierno, por su equipo técnico y por su impronta personal, la mejor opciónposiblepara tomar las riendas del país y conducirlo por el sendero de paz, orden y progreso que todos los uruguayos esperamos y sin duda merecemos.
Por eso, el próximo domingo 30 de junio, piense en el Uruguay que quiere para usted y sus hijos y vaya a votar. No se quede en su casa. Sea protagonista. Encontrará en cada mesa de votación de todo el país, una lista de hombres y mujeres de bien que se compromete a dejar el alma en la cancha para hacerlo realidad y que en nuestro departamento encabeza Carlos Flores con el número 87600.
Denos a Ernesto Talvi y a Ciudadanos esa oportunidad. Le aseguro que no se arrepentirá.

¡Viva el Uruguay! ¡Viva Maldonado!

Contenido publicitario

2 COMENTARIOS

  1. a Talvi el resultado electoral hizo que le invadiera la soberbia, comenzó mal el dia despues

Comments are closed.