Tránsito: repartieron mil dispositivos para detectar cannabis en los conductores

“El consumo de cannabis afecta la capacidad de reacción y existe una distorsión psicomotora en la persona que está bajo sus efectos”, señaló el secretario de la Junta de Drogas, Diego Olivera. “Por esta razón, siempre que se va a conducir, el consumo de drogas debe ser cero”, enfatizó. A causa de esa circunstancia, “el gobierno compró 1.000 dispositivos de detección de drogas”, informó.
Este martes, Olivera habló en una jornada de capacitación en el uso de esta tecnología dirigida a agentes de tránsito de todo el país, una actividad organizada junto a la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), en la Torre Ejecutiva. Cada dispositivo cuesta unos 30 dólares y se puede utilizar una sola vez.
El jerarca explicó que es parte de la política que desarrolla el Gobierno, porque “el consumo de cannabis afecta la capacidad de reacción y existe una distorsión psicomotora en la persona que está bajo sus efectos”. Agregó que, “por esta razón, siempre que se va a conducir, el consumo de drogas debe ser cero”.
Olivera señaló que en la jornada participaron funcionarios de las direcciones de Tránsito de las intendencias departamentales y la Policía Nacional de Tránsito. Puntualizó que los dispositivos serán repartidos a todos los cuerpos inspectivos y se sumarán a los ya existentes.

Licitación
Por su parte, el director de la Unasev, Fernando Longo, informó que son unos 3.000 los agentes que han hecho el curso desde 2013 y, en esta instancia, se desarrolló una actualización con funcionarios que serán los replicadores de los contenidos en todo el país. Dijo que la capacitación se compone de una parte teórica, que se desarrolla en modalidad virtual, y una parte práctica, que se realiza una vez aprobada la anterior.
Por otra parte, Olivera informó que está en curso por 60 días un llamado a licitación a empresas para la producción y distribución de cannabis psicoactivo no medicinal, ya que se ha comprobado que la demanda ha aumentado, debido a la inscripción de más personas en el registro legal.