Tres cotizadas propiedades irán a remate por deudas con la Intendencia

 

Los propietarios de tres locales que albergaron los cines Lido y Libertador y el complejo Convention Center de Punta del Este suman más de 100 millones de pesos por deudas municipales. Uno de los juicios, por más de 2 millones de dólares, se remonta al año 2002. Por ello, al menos dos de los locales serán ejecutados en subasta judicial antes de fin año a partir de una inminente decisión del juzgado que tramita el reclamo de la Intendencia de Maldonado.
El cine Lido funcionó en la galería comercial del edificio Míguez Viejo, ubicado en la rambla “Claudio Williman” y la calle 20, en la entrada a la península. Décadas atrás fue sede de uno de los casinos del balneario.
Los propietarios de este local mantienen una deuda por concepto de impuestos y tasas municipales, entre ellos el de Contribución Inmobiliaria, por 11 millones de pesos. El llamado Convention Center de Punta del Este, ubicado junto al edificio Arcobaleno, fue uno de los primeros complejos destinados a la realización de congresos, fiestas y espectáculos del balneario. Allí actuó el desaparecido coreógrafo y bailarín Jean François Casanovas, quien presentó su espectáculo “Caviar” a comienzos de la década de los ochenta. También Aníbal Pachano actuó en el Convention Center con su grupo artístico “Botton Tap”.

Deudas
Con el correr de los años, sus propietarios no pagaron ni los impuestos municipales, ni los gastos comunes. Por este último concepto, la deuda supera los 6 millones de pesos.
En las últimas horas la Intendencia hizo saber a la Justicia su intención de pujar en el remate para quedarse con esta última propiedad. Para esto pidió la exoneración de la seña correspondiente cuando se lleve adelante la subasta.
La Intendencia tiene pensado destinar el complejo a las actividades de tipo cultural a cargo de la dirección general de Cultura. La deuda de Contribución, además de otros impuestos y tasas, supera los 33 millones de pesos.
El local del edificio Libertador, de la avenida Gorlero, entre las calles 27 y 25, también saldrá a la venta en subasta judicial. El juzgado que tramita la demanda analiza los títulos de propiedad agregados al expediente. El juicio se remonta al año 2002 y la deuda supera los 60 millones de pesos.