Tribunal de Apelaciones declaró inadmisible amparo presentado por sindicato policial local

La presidente y el secretario general del referido sindicato policial habían sido sumariados por el Ministerio del Interior por la redacción de un comunicado público que cuestionó en términos muy duros a la conducción esa cartera de estado

El Tribunal de Apelaciones de 6º turno declaró inadmisible el recurso de casación presentado por dos integrantes del Sindicato de Funcionarios Policiales de Maldonado contra un fallo en primera instancia de la juez civil de 6º turno de Maldonado, Gabriela Aída Tuberosa Etchart.
La citada magistrada había declarado la falta de jurisdicción como requisito relevable de oficio y falló en contra de la acción de amparo presentada por la presidente Adela Larrosa y el secretario general del referido sindicato policial, Julio Pereira Rodríguez.
Ambos policías y dirigentes sindicales fueron sumariados por el Ministerio del Interior por la redacción de un comunicado público que cuestionó en términos muy duros a la conducción esa cartera de estado, entre otras cosas por el estado de los chalecos antibalas que usan los efectivos policiales. Una vez conocido el texto del comunicado el superior jerárquico dispuso la instrucción de un sumario contra los dos policías con separación del cargo durante seis meses y la retención de medio sueldo por el mismo término.
La notificación del sumario ocurrió el 25 de noviembre pasado por cuenta del Departamento de Instrucciones Sumariales del Ministerio del Interior.

Recurso de amparo
En los primeros días de diciembre, ambos funcionarios, en lugar de apelar a la vía administrativa optaron por radicar un recurso de amparo en el juzgado civil de 6º turno de Maldonado.
El caso tomó estado público en los primeros días de diciembre cuando el Plenario Intersindical de Trabajadores-Confederacion Nacional de Trabajadores (PIT.CNT) emitió un comunicando dando cuenta de la decisión ministerial.
De acuerdo a ese comunicado de la central obrera, la decisión ministerial fue catalogada por SIPOLMA “como una clara ‘persecución sindical’ y una clara violación a la normativa nacional e internacional, en cuanto a la protección de los derechos de los dirigentes sindicales y los sindicatos. El Ministerio del Interior en lugar de solucionar los reclamos que desde la organización sindical le presentamos, se preocupa por perseguir a dirigentes sindicales, enviando así una señal a la interna policial y tratando de silenciar los reclamos de los trabajadores organizados’, consideró el dirigente Raúl Pereira”, sostuvo el citado comunicado