Turismo y esperanza: hubo muchos brasileños por el fin de semana largo

 

Un grupo importante de brasileños optó por recordar el Grito de Ipiranga -día nacional de su país —que se celebró el 7 de setiembre, disfrutando de un fin de semana largo en Punta del Este. El balneario recibió a los visitantes norteños con un muy buen clima caracterizado por altas temperaturas y se los pudo ver en gran cantidad caminando por la rambla, en los restaurantes y hasta en los supermercados del balneario.
La llegada de los norteños fue un aliento muy importante para los empresarios del balneario, quienes están algo desmotivados desde que empezó la crisis cambiaria en Argentina. “Una golondrina no hace verano pero estos brasileños más que dejar un peso son un aliento para el corazón”; suspiró ayer un mozo de uno de los restaurantes de la rambla de circunvalación. Por lo demás, llamó la atención que los brasileños no se quejaran en ningún momento de los precios, a pesar de que desde hace varios años el tipo de cambio no los favorece.
Algunos norteños llegaron al principal balneario uruguayo en sus propios vehículos desde poblaciones del estado de Río Grande del Sur, mientras que otros prefirieron hacerlo en ómnibus o por vía aérea, principalmente en el vuelo regular que sale todos los jueves desde San Pablo hasta Punta del Este.
Entre el jueves y el viernes, la terminal aérea de Laguna del Sauce registró una intensa actividad de la denominada aviación general, que incluye los taxis aéreos y los vuelos privados. En su mayoría, los pasajeros eran brasileños. En tanto, también llegaron otros dos vuelos proveniente de Argentina con un alto nivel de ocupación, según informaron fuentes de la terminal aérea.

Asimismo, la realización durante el fin de semana de la Maratón de Punta del Este también contribuyó con la llegada de miles de corredores provenientes de diferentes países.

Kechichian y las medidas
Mientras tanto, dada la situación argentina, el Ministerio de Turismo encabezado por Liliam Kechichian decidió implementar algunas medidas para mitigar el impacto cambiario.
El vecino país “nos tiene muy preocupados”, dijo ante el Parlamento Kechichian, que se reunirá la semana que viene con Gustavo Santos. Hasta hace pocas semanas, Santos era el ministro de Turismo argentino, pero el presidente Mauricio Macri tomó la decisión de eliminar la cartera y transformarla en una secretaría.
Entre las medidas tomadas por Kechichian se encuentra la de adelantar —a diferencia de otros años— el inicio de la campaña promocional oficial que la Secretaría realiza antes de cada temporada.
La ministra también encargó una encuesta para conocer el “estado de ánimo” que hay en Argentina a la hora de decidir las próximas vacaciones. Las primeras proyecciones oficiales indican que el turismo proveniente de ese país se reducirá, como mínimo, un 15% con respecto a 2017.

1 COMENTARIO

Comments are closed.