En la tarde de este sábado el personal policial del Destacamento Sauce de Portezuelo fue informado sobre un accidente sufrido por un niño de diez años, que había sufrido varias quemaduras. Los efectivos se trasladaron a la casa del niño en la zona de La Capuera. Por motivos que se tratan de establecer a través de las pericias pertinentes, la víctima fue alcanzada por las llamas generadas en un foco ígneo en el baño de la finca. En forma inmediata los policías lo trasladaron a un centro de asistencia médica en Pan de Azúcar, donde se constatan quemaduras de tercer grado por lo que fue derivado al Hospital Elbio Rivero. El niño se encuentra ahora internado en el Hospital Pereira Rossell, y su estado es estable. El fiscal de 3er turno resolvió que la víctima sea vista por un forense, se realicen las averiguaciones con sus familiares y un peritaje de bomberos.