Varias construcciones de la Península fueron declaradas Bienes de Interés Departamental

La idea surgió del mismo grupo de vecinos que desde hace años se moviliza por estos temas y que también busca que el Teatro de Verano ingrese a la lista de bienes patrimoniales

En enero de 2020 un grupo de vecinos de Punta del Este que hace años se viene movilizando para que varios espacios de la península fueran declarados Bienes Patrimoniales, entre ellos Las Mesitas y el Muelle de Mailhos, recolectó casi quinientas firmas en poco más de dos días. Esta vez los vecinos propusieron la Iglesia de la Candelaria y la Estación de Meteorología de la península para ser declaradas Bienes de Interés Departamental. A estos dos lugares, los integrantes de la Comisión Departamental de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de Maldonado, presidida por Fernando Cairo, agregaron el Faro y la fachada del Taller Modelo de Gattás.
Este lunes, se conoció la resolución comunal apoyando la iniciativa: Declárese como Bienes de Interés Patrimonial a la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, la Estación de Meteorología, el Faro y sus construcciones accesorias, y la fachada del antiguo Taller Modelo de Pascual Gattas de la ciudad de Punta del Este, con grado de protección patrimonial 2, conforme dispone el Artículo Nº 20 del Decreto Departamental Nº 3844, en virtud de la significación patrimonial, paisajística y cultural que revisten”.

Grado 2
Según el Digesto Departamental, el Grado de Protección Patrimonial 2 corresponde a los bienes con significación exclusivamente local, sean muebles o inmuebles. Pueden ser modificados parcialmente o recibir agregados que no cambien su significación a criterio de la Comisión de Patrimonio, correspondiente al Área Patrimonial en que se encuentre ubicada y de la Comisión Departamental de Patrimonio.


Los vecinos agradecieron en las redes sociales la aprobación de la iniciativa poniendo, de relieve que la declaración “es el resultado de la suma de voluntades que se manifiestan una vez más en búsqueda de proteger y preservar los íconos que definen tanto a la ciudad como a la identidad de nuestra comunidad. A todos aquellos que se sumaron y a quienes no pudieron llegar, pero apoyaron la iniciativa, muchas gracias”.