Durante el pasado fin de semana, último de la feria judicial mayor, desfilaron por los estrados judiciales locales varios individuos que resultaron condenados por diferentes delitos. El sábado 30, Alejandro Núñez, de 51 años fue sorprendido por personal de seguridad de la terminal de ómnibus de Piriápolis cuando robaba dinero del bolsillo de un hombre que pernoctaba en el lugar.
El damnificado persiguió al autor y al interceptarlo se dirigieron a la Seccional 11°, donde se incautaron los efectos hurtados. A su vez, se estableció que el imputado había cometido otro hurto en Playa Grande por lo que fue sometido a la justicia por ambos delitos y finalmente fue condenado como autor de dos delitos de hurto en reiteración real, uno de ellos en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de violación de domicilio y el otro agravado. Deberá estar dos meses bajo arresto domiciliario total y los restantes doce meses con condiciones.
Alejandro Núñez es poseedor de antecedentes penales:
*08/08/2017: un delito de lesiones personales intencionales en reiteración real con un delito de atentado especialmente agravado (sin prisión).

Forcejeo
La justicia también condenó a Juan Luis Croza Cardenes, de 25 años como autor de un delito de hurto especialmente agravado. El miércoles 27 de enero una mujer fue interceptada por este individuo en avenida Artigas y Reconquista y mediante forcejeos, le robó el bolso.
Momentos después, personal del Área de Investigadores I que realizaba patrullaje en procura de Croza lo detuvo e incautó los efectos hurtados.
Expuesto ante la justicia se dispuso pena de 14 meses de prisión de cumplimiento efectivo. Juan Luis Croza Cardenes es poseedor de antecedentes penales ya que el 3 de febrero de 2016 fue imputado por un delito de atentado especialmente agravado, en concurso formal con un delito de lesiones personales (con prisión).

Con drogas
También desfiló ante la justicia Washington Ismael Báez Royano, de 30 años, quien fue condenado como autor de un delito continuado de suministro de sustan-cia estupefaciente. Había sido identificado en la madrugada del sábado, por perso-nal del GRT, en calles José Nasazzi y Ernesto Mascheroni cuando circulaba en bicicleta llevando consigo 5 envoltorios que contenían sustancia estupefaciente: 4 de cocaína y 1 de metanfetaminas.
Se procedió a su detención e incautación de la sustancia y fue sometido ante la justicia que fijó pena de 2 años de penitenciaria.

Desacatado
Y el otro condenado del fin de semana fue Facundo Nicolás Sosa Martínez (23) como autor de un delito de desacato. El hecho sucedió el sábado cuando desde una casa de calle Román Guerra fue solicitada la presencia policial ya que Sosa había ingresado sin autorización de su propietario, que era un familiar suyo.
Sosa tenía medidas cautelares de prohibición de acercamiento a la víctima, impuestas por la justicia tras intervención policial por violencia doméstica.
Al estar incumpliendo las medidas fue detenido y sometido ante la justicia que lo envió a la cárcel por 4 meses.

Facundo Nicolás Sosa Martínez es poseedor de antecedentes penales:
*03/08/2020- Desacato (sin prisión)
*02/10/2020- Hurto (sin prisión)

Fuente: FM Gente