Nuevas trazas de petróleo aparecieron en las primeras horas de ayer domingo en la zona de Punta Piedras, indicaron vecinos del lugar. Los restos del hidrocarburo se encontraban diseminados a lo largo de la playa como también en la rompiente de la ola a poca distancia de la costa.
La Aviación Naval destinó uno de sus Cessna Skymaster 337 para sobrevolar la zona afectada por los derrames de las últimas semanas. En tanto, continúan en la zona las embarcaciones Didi-K y los remolcadores ANCAP VII y Maneador.
Fuentes extraoficiales indicaron que el vertido se produjo al culminar las tareas de remoción de uno de los veintidós tramos de once metros del manguerote que conecta a los pozos de los tanqueros con la boya de José Ignacio.
La boya petrolera cuenta con dos líneas para descargar el crudo de los tanqueros que luego es bombeado a tierra hasta los tanques de la terminal Este de José Ignacio.
El nuevo hallazgo se produce momentos antes de la llegada a la zona de la boya petrolera de un nuevo embarque de crudo adquirido por ANCAP en el petrolero “Ottoman Sincerity” que trae en sus pozos un cargamento de crudo comprado en Nigeria. Este buque tiene una capacidad de carga de casi 150 mil toneladas de petróleo. Mide 269 metros de eslora y 46 metros de manga. Se esperaba que el tanquero se aproximara a la boya petrolera en la mañana de hoy lunes para comenzar la descarga a través de una de las dos líneas de manguerotes que se emplean para esta faena de mar.
ANCAP, en promedio, compra un cargamento de un millón de barriles de crudo casi cada veinte días. El petróleo luego es bombeado a la planta de La Teja para su destilación.

Foto: archivo

Contenido publicitario