Velero “Yacht Club Punta del Este” lidera la segunda etapa de la Clipper Round the World Race

Al cierre de esta edición el navío se encontraba a 3291 millas náuticas de Punta del Este adonde se espera que demore unos catorce días en llegar

Al momento de escribir estas líneas el velero “Yacht Club Punta del Este” no solo se encontraba a corta distancia de cruzar la imaginaria línea del Ecuador y así pasar a navegar en el Atlántico Sur, sino que además lideraba la competencia en la segunda etapa de la Clipper Round the World Race que tiene como destino el puerto del balneario esteño.
Desde este fin de semana la flota de veleros comenzó a navegar en una zona denominada de Convergencia Intertropical, o como es más conocida, los Doldrums, un amplio cinturón de baja presión y gradientes de presión débiles, hacia el cual fluyen las corrientes de aire de los vientos alisios de los hemisferios norte y sur. El clima esperado suele ser variable, vientos ligeros o tranquilos, alternando con chubascos y chubascos tormentosos. Aquí, la organización ordena que los barcos enciendan sus motores para evitar quedar durante días esperando que aparezca alguna brisa.
El velero capitaneado por el contador Fernando “Nano” Antía Bernárdez viene sacando rédito a la estrategia aplicada al inicio de la competencia y la táctica resuelta una vez en el mar.
En esta etapa, la tripulación del velero “Yacht Club Punta del Este” apostó, tal como lo hizo en la primera, a sacar puntos en la denominada “ventanas de puntaje”, por su término en inglés. En el primer tramo entre Southtampton y el puerto español de Sherry, el velero con parte de su tripulación compatriota optó por pasar por la línea imaginaria trazada por los organizadores de la regata.

Puntos
El hecho de cruzar por esta línea imaginaria da al primer velero que lo haga tres puntos, al segundo dos y al restante uno. Si bien la regata la gana la tripulación que demore menos en dar la vuelta al mundo, ese resultado medido en tiempo se traduce a puntos. En el primer tramo, el “Yacht Club Punta del Este” fue el primer velero en pasar por esa ventana de puntaje por lo que sumó tres puntos. En la última ventana pasó en tercer lugar por lo que sumó un solo punto.
De todas formas, la táctica resuelta por el skipper Antía Bernárdez y su equipo fue la de acercarse a las costas del continente africano y dejar a estribor el archipiélago de las Islas Canarias. Luego, el velero puso rumbo a las islas de Cabo Verde y pasó por el medio de este archipiélago ubicado en el océano Atlántico.
Por estas horas, el “Yacht Club Punta del Este” navega a toda velocidad gracias a su planta propulsora al igual que el resto de los veleros que participan en esta prueba de largo aliento.
A las 21:00 tiempo universal corregido, el “Yacht Club Punta del Este” navegaba a la cabeza de la prueba desarrollando una velocidad de 9,9 nudos sacándole una distancia de 41.6 millas náuticas al segundo, el “Dare to Lead”.
A esa misma hora, al velero “Yacht Club Punta del Este” se encontraba a 3291 millas náuticas del final de la segunda etapa, el puerto de Punta del Este. A esta velocidad y luego de salir del temido “Doldrum corridor”, se espera que el primero de los veleros demore unos catorce días en llegar a su punto final en el Atlántico Sur.

Hoja de ruta
•Los vientos alisios son un gran alivio, pero más adelante nos espera otro desafío; los temidos Doldrums con volubles agujeros de viento y ráfagas repentinas que pondrán a prueba tu paciencia al máximo. Al tomarse un tiempo para reconocer al Rey Neptuno a medida que avanza del hemisferio norte al sur, la brisa regresa, pero hay contracorrientes que debe evitar antes de que América del Sur aparezca en el horizonte”; cuentan los organizadores de la prueba en su página web.