Volvieron a imponer medidas cautelares a dos de los integrantes de la Caravana de la Verdad

No se habían presentado en dos audiencias citadas a principios de octubre y habían sido declarados en rebeldía

Con un importante operativo de seguridad, se celebró ayer en la sede penal de 4º turno la audiencia en la que el Dr. Diego González resolvió imponer nuevas medidas cautelares a Javier Sciuto y Fernando Ferreira, dos de los tres integrantes de la Caravana de la Verdad que están formalizados por un delito de desacato. No se habían presentado en dos audiencias citadas a principios de octubre y habían sido declarados en rebeldía. El magistrado dijo que “dudaba” sobre si podía llegar a autorizarlos nuevamente a salir del país dado el antecedente.
Los imputados se presentaron con una nueva defensa, agregando al Dr. Pablo Piacenti y manteniendo al Dr. Alfredo Pérez Cal, en lo que significó un cambio más de abogado desde que se generó la formalización a raíz de un acto realizado en la plaza San Fernando el 23 de abril. Al principio de la audiencia se informó por parte de la fiscal Dra. Carolina Dean que los abogados de Sciuto y Ferreira habían contactado este martes planteando la realización de una audiencia en esta jornada a la que se presentarían Sciuto y Ferreira sobre quienes pesaba orden de arresto nacional e internacional luego de que no se presentaran en las dos últimas audiencias y después de un permiso que les había dado el Juez González para salir del país.
Acto seguido, el Dr. Pérez Cal repasó la situación por la que se había desobedecido el mandato judicial y dijo que hubo “desentendidos” que llevaron a ese extremo. También explicó que cuando se difundió lo sucedido en la última audiencia, en la que ambos fueron declarados en rebeldía se contactó con ambos y les explicó que debían presentarse “urgente” luego del feriado. Solicitó que se los tenga por presentados y a derecho y el Dr. Piacenti hizo hincapié que tanto Sciuto como Ferreira tienen “toda la voluntad” de no abstraerse del proceso y que no había en ellos voluntad de “nada que no sea estar a derecho”. Los abogados defensores pidieron “recapitular” el proceso.
Por su parte, la Dra. Dean respondió que era claro que Sciuto y Ferreira estaban al tanto del proceso que corría y que sólo tenían medidas cautelares de fijación de domicilio y prohibición de salir del país sin autorización. Recordó que ésta fue otorgada, que los imputados ofrecieron caución como garantía, y la sede autorizó con condiciones que Sciuto y Ferreira no cumplieron.

Caución
“La idea de la fiscalía no es ejecutar la caución y que ellos pierdan el dinero si efectivamente están aquí, sin perjucio de que corresponde porque hasta el día de hoy no han acreditado la salida y el regreso”. Más allá de eso, la fiscal explicó que estaría dispuesta a que no se ejecutara la caución, pero en el marco de llegar a un acuerdo por proceso abreviado.
Visto las ponencias de defensa y fiscalía, el Juez González dejó sin efecto la orden de captura y agregó que, en este caso, estaban dados todos los elementos para ejecutar la caución de 1.000 dólares para cada uno, depositada en el Banco República. Los fundamentos se basaron en los incumplimientos de Sciuto, Ferreira y su defensa en cumplir con las órdenes del juzgado cuando los autorizó para salir del país.
El magistrado recordó que la ejecución de la caución era “inobjetable” ya que todos los plazos para acreditar lo indicado por la sede se habían vencido de acuerdo a lo que marca la ley.
Además, González reprobó un intento de acreditación de ingreso al país que hizo la defensa en su momento con la presentación de una foto de un pasaje Rivera a Montevideo por Turil, que en nada demostraba que los o alguno de los imputados hubiera regresado a Uruguay.
Por lo tanto González mantuvo la decisión de ejecutar la caución y la pieza pasará a tribunal de apelación de acuerdo a lo establecido en el art. 365 bis del código. Acto seguido, la fiscal Dean solicitó imponer nuevas medidas cautelares por 90 días, que el juez luego calificó de “benévolas”, de fijación de domicilio, prohibición de salir del país y presentación en seccional de su jurisdicción una vez por semana para asegurar la sujección de Sciuto y Ferreira al proceso.
Si bien la defensa se opuso al pedido fiscal, fundamentando el Dr. Piacenti y calificándola como “absolutamente excesiva”, el juez González hizo lugar al pedido fiscal.
Cabe señalar que Fernando Vega, según explicó la fiscal, no había incumplido ningún extremo del proceso por lo que para él no se pidió extensión de las medidas cautelares impuestas desde abril.

Fuente: FM Gente

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre