Zona Joven de El Placer: denuncian que “cuidacoches” amenazan y exigen pago en efectivo y por adelantado

Al llegar al predio un grupo de individuos con linterna indican dónde estacionar y solicitan el pago de 200 pesos para que el vehículo esté a salvo

Agustina fue uno de los miles de jóvenes que en la madrugada del pasado sábado participó de una de las tantas fiestas electrónicas que se realizan por estos días en el predio público de El Placer.
Junto a dos amigas, llegó al lugar en su VW Beeletjuice de llamativo color amarillo. Alrededor de la una de la madrugada, Agustina ingresó al predio y pronto se dirigió a un lugar libre. Al bajar del auto, Agustina fue interceptada por tres sujetos. “Estaban muy bien vestidos. Uno de ellos con una linterna. Otro me dijo: ‘para dejar el auto tenés que pagar doscientos pesos por adelantado’. El tono fue de amenazas. Lo primero que se me ocurrió decirle fue que no tenía dinero en efectivo y que tenía que ir al cajero para sacar plata. Esto les molestó. Ahí insistieron: ‘¡No! ¡No!¡Me tenés que pagar la plata porque si no, no sé que puede pasarle al auto! Le insistí con el tema que solo tenía la tarjeta. Que no tenía efectivo conmigo”, narró Agustina a Correo de Punta del Este. “Cuando me metí la mano en el bolsillo me di cuenta que tenía un billete de mil pesos. No iba a dejarle tanta plata. Le dije: ‘a la vuelta te pago’”.

Al 911
Agustina explicó que la respuesta fue en un tono amenazante, muy agresiva. “Ahí comenzamos a caminar. A media cuadra me doy cuenta que los tres se habían quedado cerca de mi auto. Llamé al 911. Le expliqué a la operadora lo que estaba pasando. Le comenté que los tres estaban parando a todos los autos que entraban al predio. A todos les pidieron doscientos pesos para poder estacionar. “Ellos se te paraban frente al auto y no te dejaban bajarte si no le pagabas los doscientos pesos. Estaban con una linterna que movían apenas te veían llegar indicándote un lugar para estacionar. Una vez que lo hacías te exigían el pago de los doscientos pesos”, explicó.
Agustina agregó detalles de su conversación con la operadora del 911. “Me preguntaron cómo estaban vestidos. Les dije que estaban muy bien vestidos. La policía me dijo que un móvil pasaría por el lugar. No vi un patrullero en toda la noche. En ese momento veo que los tres se mueven a otro lugar. Con mis amigas corremos hacia el auto. Nos subimos y nos fuimos a estacionar a otro lugar. Ahí notamos que para el lado de los puentes sobre el arroyo Maldonado estaba un móvil de Policía Caminera. Estacioné al lado de ellos y me bajé para contarles lo que me había pasado con esos tres tipos. ‘miren lo que me pasó. Están interceptando a los autos que entran, sobre todo a las chicas que están llegando’. Los policías me respondieron: ‘No podemos hacer nada’. Al policía le respondí: ‘¿No podés hacer nada? Okay. Entonces date una vuelta por el lugar, pasa por al lado de estos tres tipos para ver si se van’. No hicieron nada”, enfatizó Augustina.
“Cuando pudimos entrar a la fiesta todos nuestros amigos nos dijeron que habían pagado los doscientos pesos a los tres tipos. Encima me preguntaron por qué no tenía cambio encima para darles”, añadió.

Denuncia pública
Agustina dijo que formula esta denuncia pública para evitar que actitudes de este tipo de personas se replique no solo en ese lugar sino en otros puntos de la costa del departamento de Maldonado,
“Vamos a cortar con esto. Esa madrugada pudimos estacionar donde estaba un cuidacoches, una persona muy amable que nos explicó que él se había retirado del predio porque esos tres sujetos lo habían echado. Si no lo cortas esto va a ir en aumento. Como pasa en Buenos Aires”, indicó.
“La organización del predio es muy buena desde el punto de vista de los organizadores. Esto sucedió fuera del alcance de los responsables del evento”, enfatizó. El auto de Agustina quedó al lado del móvil de la Policía Caminera.