Asse detalló la atención brindada al niño fallecido de púrpura fulminante

El procedimiento y la atención brindada “fue oportuna y adecuada, en cuanto a los protocolos existentes y sobre todo en el desempeño del equipo de salud actuante”, explicó el director de Niñez y Adolescencia de ASSE

El director de Niñez y Adolescencia de ASSE, Dr. Ignacio Ascione, informó sobre la atención brindada en el Hospital de Maldonado al niño de 4 años que falleció este fin de semana de púrpura fulminante.
El galeno expresó que se debe ser muy cuidadoso al informar sobre el caso, respetando el dolor de la familia del pequeño, para la cual ASSE se encuentra gestionando tratamiento psicológico, informó un comunicado emitido este mediodía. El médico explicó que se trataba de un niño sano, con los controles y desarrollo adecuados, quien se encontraba en la emergencia del nosocomio por un dolor de rodilla. Al momento de la consulta se le detecta fiebre (que previamente no tenía) y se le interna, comenzando precozmente tratamiento con antibióticos, pensando que se trataba de una infección en la rodilla.
Ascione explicó que, a las pocas horas, se comienza a instalar un cuadro de meningitis y rápidamente se efectúa el traslado a un CTI privado, en donde fallece a las pocas horas.
Sostuvo que el procedimiento y la atención brindada fue oportuna y adecuada, en cuanto a los protocolos existentes y sobre todo en el desempeño del equipo de salud actuante, que rápidamente detectó algunos síntomas que derivaron en su rápida internación e inicio de tratamiento.

Caso aislado

Director de Niñez y Adolescencia de ASSE, Dr. Ignacio Ascione

Agregó que el meningococo tiene la particularidad de convertirse velozmente en fulminante. Aseveró que el meningococo es una bacteria y que existen en la población portadores sanos y personas susceptibles que pueden desarrollar la enfermedad, que va de cuadros culminantes a fulminantes, siendo difícil pronosticar la evolución de cada caso. En muchas ocasiones – como la del niño fallecido- la meningitis se relaciona con el meningococo y se desarrolla la meningococemia, una enfermedad sistémica que presenta una encefalitis más evidente. A los contactos cercanos del niño, se les realizó oportunamente tratamiento profiláctico con antibiótico. El meningococo se contagia por gotitas respiratorias y por contacto directo. En esta oportunidad, se trata de un caso aislado.