Con pocos días de diferencia la justicia vuelve a fallar contra el MSP por no proporcionar un medicamento

Esta vez se trata de un paciente de 57 años que en enero de 2019 fue diagnosticado con hepatitis viral tipo C

El Poder Judicial falló, con pocos días de diferencia, otra vez en contra del Ministerio de Salud Pública por la resistencia de éste de suministrar en menos de 24 horas el fármaco prescrito por un médico tratante a su paciente de 57 años que en enero de 2019 fue diagnosticado con hepatitis viral tipo C.
El Tribunal en lo Civil de 6º turno confirmó la sentencia de la jueza subrogante de 5º turno de Maldonado, Erika Armendano que desestimó la demanda respecto al Fondo Nacional de Recursos.
La misma magistrada había desestimado también las excepciones de falta de legitimación pasiva y de cosa juzgada respecto del Ministerio de Salud Pública, condenándolo a suministrar al accionante la cobertura económica del costo del medicamento Sofosbuvir en la forma solicitada e indicada por la médica tratante, dentro del término de 24 horas.
A la hora de apelar el fallo en primera instancia, el Ministerio de Salud Pública recordó que el artículo 7 de la ley 18.335 limita el derecho de acceso a los medicamentos “debidamente autorizados por el Ministerio de Salud Pública e incluidos por éste en el formulario terapéutico de medicamentos…”. Se trata de una disposición que fue declarada constitucional en reiteradas ocasiones por la Suprema Corte de Justicia. Además, el MSP aseguró que no fue vulnerado ningún derecho reconocido constitucionalmente, ni tampoco su deber de garantía de salud.

Prueba documental
Los abogados del MSP entienden que la jueza “desconoce y desatiende el proceso de evaluación de un fármaco para ser incluido como estrategia de tratamiento de una enfermedad en el sistema de salud, sin advertir la importancia de este proceso y su impacto en dicho sistema”.
El MSP entiende que se trata de un fármaco que está registrado para ser proporcionado en forma combinada “con otros medicamentos” como se indica en el Certificado de especialidad farmacéutica que fuera agregado por su parte como prueba documental en la contestación. No está indicado como monodroga, como se ha solicitado, sino combinado y también es reconocido por la médica tratante cuando fue interrogada por el representante del FNR. La justificación que se hace por la parte actora en cuanto a haber sido un error por parte del codemandado FNR no es tal. Ello por cuanto la médica tratante debía saber qué era lo que estaba indicando, al igual que en el caso ventilado en esta instancia. Debe tener conocimiento que no es proporcionada como monodroga, es decir, en forma separada, lo que lleva a este proceso.

Antecedentes
En dicho proceso solicitó la combinación de los fármacos Sofosbuvir 400mg + Glecaprevir 300 mg/Pibrentasir 120 mg (Maviret) al día por cuatro semanas.
El fármaco Sofosbuvir quedó fuera del objeto del proceso, ya que el Fondo nacional de Recursos a través de su letrado, expresó que el mismo estaría disponible para su tratamiento.
Obtenida en segunda instancia sentencia favorable por el fármaco Maviret, cuando se envió el formulario por el fármaco Sofosbuvir, surgió que el mismo es otorgado en conjunto con Daclatasvir, no pudiendo acceder al Sofosbuvir como monodroga a través de dicha institución.
El paciente, en mayo de 2019 inició tratamiento con Sofosbuvir y Velpatasvir durante 12 semanas, siendo la carga viral indetectable a las 4 semanas y posteriormente detectable en el control de las doce semanas.
Atento a la ineficacia de dicho tratamiento, se inició tratamiento con Sofosbuvir + Daclatasvir + Ribavirina en noviembre de 2020. Fue indetectable a las 4 semanas y por las cuestiones epidemiológicas del país no pudo realizarse carga viral a las 12 semanas. En junio de 2021 presentó carga viral detectable.

La cátedra y las changas
Su médica tratante, en consulta con la Cátedra de Gastroenterología del Hospital de Clínicas, llegó a la conclusión que ante su situación el único tratamiento eficaz sería el Sofosbuvir, en conjunto con Maviret (glecaprevir/pibrentasvir), como surge del informe médico agregado.
El virus de la hepatitis C le ha ocasionado cirrosis en hígado, lo que es irreversible. Pero, este tratamiento evitaría que la misma siguiera expandiéndose en el órgano, lo que ocasionaría disfunciones en éste, por ej., problemas al eliminar toxinas en el cuerpo, las cuales se acumularían provocando diferentes disfunciones, entre éstas, cáncer de hígado y encelopatía hepática.
Los tratamientos anteriormente realizados y proporcionados por el FNR no fueron efectivos, por cuanto es necesario que el tratamiento se realice específicamente con Marivet en conjunto con Sofosbuvir. Si bien este último medicamento está incluido en el FTM, su indicación como monodroga, no encuadra en la normativa actual del FNR, que lo provee en conjunto con Daclatasvir.
El paciente trabaja actualmente en la actividad informal, realizando changas, sus ingresos son escasos y variables, ascendiendo a una suma mensual de $ 20.000, aproximadamente. Ello le impide abonar el medicamento, ya que cada caja tiene un costo de $ 10.800 más impuestos.
La suma total correspondiente al tratamiento por 24 semanas asciende a $ 80.000 más impuestos, monto demasiado elevado y que le es imposible de solventar. Su abogado reclamó en definitiva se condene a los demandados a financiar el medicamento Sofosbuvir por un período de 24 semanas, en el plazo de 24 horas. El tribunal condenó al MSP

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre