“Efecto Atchugarry”, por Damián Argul*

Existen fundadas esperanzas en los múltiples y favorables efectos que traerá aparejados para la zona y el país, el nuevo MACA( Museo de Arte Contemporáneo Americano).
Todo lo que sabemos y vimos de él, indican que su impulsor y principal Pablo Atchugarry, artista reconocido internacionalmente, no ha descuidado detalle alguno para transformarlo en una institución cultural del primer mundo. Es que Atchugarry además de escultor es un “ciudadano del mundo”, que demuestra “conocer todas las músicas, saber dónde se tocan y, sobre todo, como bailarlas.” condiciones poco comunes entre nosotros.

EFECTO BEAUBOURG
Cuando en 1977 el joven arquitecto Renzo Piano, construyó el Centro Pompidou, su descarnado museo-máquina, con las visceras a la vista- se desataron muchas polémicas, especialmente por su ubicación en el barrio Beaubourg, en el corazón de París.
Incluso Jean Baudillard, filosofo y sociólogo, escribió el libro EFECTO BEAUBOURG, denunciandolo como un simulacro tendiente a formar una nueva cultura.
No obstante objeciones y reparos, el Pompidou, no solo cumplió su principal objetivo: dotar a París de un gran museo de arte moderno, sino que amplió su colección permanante y atrajo millones de visitantes, volviéndose un modelo para otros varios museos e instituciones culturales alrededor del mundo-
.
EFECTO GUGGENHEIM
En 1997 le tocó el turno al Museo Guggenheim de Bilbao, obra del arquitecto Frank Gehry con sus ”rulos” de titanio, el Puppy de Jeff Koons y laMama de Louise Bourgeoise.
Despertó tambien críticas y dudas aunque a diferencia del Pompidou, el Guggenheim de Ghery se realizó en una ciudad deprimida, y su efecto fue inmediato y se extiende hasta hoy:
En el 2019 aportó 67.9 millones de euros, 1.070.693 visitantes, siendo un 65 % de ellos extranjeros de las más diversas nacionalidades, generando más de 9000 empleos.
Sobre todas las cosas el Guggenheim transformó una villa industrial en decadencia, afectada por numerosas crisis, en un pujante centro de arte y servicios.

MACA
A diferencia de los dos museos anteriormente citados, el MACA se construye con fondos privados, y quizás por eso no generó las polémicas de los otros dos.
Su efecto será igualmente muy positivo, siendo, muy posible que ya esté influenciando en este boom de las artes, que ya registrando la zona este de Maldonado.
Descartando su aporte a la cultura en general, dará impulso al turismo cultural en una una región que apuesta demasiado al sol y la playa, contribuyendo a la tan ansiada desestacionalización.
Para todo el Uruguay va ser un revulsivo de la oferta museística oficial, congelada en el tiempo ante la indiferencia de las sucesivas administraciones.
Ojala sea la hora que los gobiernos reaccionen y saquen mejor partido de la cantidad de edificios, colecciones y funcionarios para adecuarlos a las exigencias de la época.

COMPROMISO DE TODOS
Cuando un extranjero llega a Bilbao – lo hemos vivido – es común que todo el mundo le haga alguna referencia al Guggenheim. Desde el taxi metrista al conserje, el mozo, la vendedora del Corte Inglés, y hasta en los chiquiteos del Casco Viejo.
Con una actitud similar, los uruguayos en todos los niveles, el efecto de este museo será mucho más beneficioso y se hará notar más rápidamente.
Entre otras cosas sería fantástico que Punta del Este encare una oferta de calidad de las Artes Escénicas, transformando toda la región en un centro cultural de importancia internacional.

*Analista industria turística

1 COMENTARIO

Comments are closed.