El Centro de Farmacias de Maldonado se reunió el pasado viernes con varios diputados del departamento, ante quienes insistió en denunciar que últimamente dos firmas montevideanas se instalaron en la capital departamental y en Punta del Este pasando por alto una normativa que regula la instalación de nuevas casas comerciales del rubro.
Graciela Benítez, directiva del Centro de Farmacias, afirmó a FM Gente, que en su momento presentaron denuncias sobre el hecho porque es “ilegal”. Dijo además que hace un mes los farmacéuticos pidieron una entrevista con el Ministerio de Salud Pública, pero todavía no han tenido respuesta.
La reunión realizada con los diputados se debió a que no “han tenido noticias” ni del ministerio ni de la Departamental de Salud Pública, explicó Benítez tras reunirse con los legisladores.
Por otra parte, comentó que quienes dieron la habilitación a esas nuevas farmacias no se encargaron de reunir la información. “Nosotros somos los que tenemos que averiguar” indicó.

No habilitada
En uno de los casos protestados, la nueva farmacia se instaló en un local de un edificio, siendo que no constituye un “centro comercial”, como señala la norma que regula los traslados de un lugar a otro.
“La población de Maldonado no habilita a que se instalen” nuevos negocios de este tipo, dijo Benítez. Los traslados se realizaron desde junio 2018 y a su juicio, el ministerio y la departamental de salud “tienen que hacer cumplir la ley”.
Una de las nuevas farmacias se instaló en el barrio Lausana a 120 metros de la existente. La restante se ubica en el edificio Lafayette de la península.


Contenido publicitario