IDM aumentó velocidades máximas  en doce puntos de fiscalización ubicados en distintas ciudades del departamento

Todas las medidas relacionadas con quita de multas y graduación de sanciones comenzarán a estar vigentes luego de que la Junta Departamental apruebe el correspondiente proyecto de decreto enviado desde la IDM

El gobierno comunal decidió aumentar las velocidades permitidas en doce puntos de fiscalización electrónica en todo el departamento. En nueve lugares la velocidad máxima permitida pasó de 45 a 60 kilómetros por hora y en los otros tres, que tenían como límite los 60 kilómetros por hora, se subió a 75 kilómetros. Además, como consecuencia de esta decisión, quienes fueron multados en esos puntos por exceder las velocidades establecidas en ese momento, recibirán de vuelta el importe de la multa paga, siempre y cuando estén comprendidos dentro de los límites razonables. Por otra parte, quienes estaban en la segunda franja bajarán a la primera franja -esto implica una disminución del monto de la multa-. Estas personas podrán percibir la devolución total o parcial de lo pagado según corresponda, y para eso será necesario realizar la gestión en la IDM en las condiciones que establezca la reglamentación. El período abarca desde el 1° de marzo, fecha en la que comenzó la aplicación del sistema de fiscalización electrónica, hasta el 31 de agosto
Todas las medidas relacionadas con quita de multas y graduación de sanciones comenzarán a estar vigentes luego de que la Junta Departamental apruebe el correspondiente proyecto de decreto enviado desde la IDM.


Bonificación
Asimismo, el proyecto de decreto prevé que la IDM pueda disminuir hasta en un 30 % el valor de las multas por infracciones de tránsito en los casos en que se abone la multa dentro de los 60 días de verificada la infracción y para las infracciones cometidas con anterioridad a la promulgación del Decreto ese plazo de 60 días se contará a partir de la fecha de su publicación.
También se aplicará una disminución en el valor de las multas hasta en un 30 % en los casos en que se abone la multa dentro de los 60 días de verificada la infracción.

Sin ánimo recaudador
El intendente Enrique Antía señaló que estos cambios demuestran que no existe un ánimo recaudador en la implementación de estos sistemas de fiscalización. “En lugar de recaudar, la propuesta siempre fue contar con una herramienta para salvaguardar la vida de las personas y cambiar la conducta de quienes transitan en el departamento”, sostuvo Antía.
El director general de Tránsito, Juan Pígola, explicó que la decisión de enviar este proyecto a la JDM tiene que “ver con el cambio de comportamiento demostrado por la gente y estamos convencidos de que va a seguir mejorando porque a partir de los controles han cambiado las conductas”.
Además, informó que los radares y controladores de semáforos son una herramienta más de información y de ayuda para reducir la siniestralidad, y puntualizó que la movilidad del departamento “es impactante porque sólo en el mes de julio, si se toma en cuenta lo captado por el sistema de tránsito, circularon 12 millones de vehículos”.
En tanto el Secretario General en ejercicio, Álvaro Villegas, señaló que el proyecto requiere la aprobación de 16 ediles en la Junta Departamental, aunque el gobierno de Antía, que cuenta con 21 votos, espera que se vote por unanimidad.

1 COMENTARIO

Comments are closed.