Justicia argentina negó permiso para viajar a Punta del Este a un empresario procesado por estafa y falsedad ideológica

Según trascendió en medios de la vecina orilla, el empresario Gustavo Trebucq fue condenado a seis años y diez meses de prisión en suspenso por la Cámara 10º del Crimen

El decreto indica que la medida se tomó “a efectos de establecer condiciones de igualdad de los servicios prestados por los operadores locales con relación a los prestados a través de plataformas digitales”

Un empresario argentino procesado por delitos de estafa y de falsedad ideológica por la justicia del vecino país, pidió ante la misma un permiso para viajar a Punta del Este para realizar “importantes e imprescindibles gestiones para la conservación y debida administración de un departamento”. Según trascendió en medios de la vecina orilla, el empresario Gustavo Trebucq fue condenado a seis años y diez meses de prisión en suspenso por la Cámara 10º del Crimen quien le imputó un delito de estafa y de falsedad ideológica por la venta de varios terrenos que en realidad habían sido expropiados setenta años atrás por la gobernación de la provincia de Buenos Aires.
Como el fallo por la venta de lotes expropiados por la Provincia hace 70 años no está firme, no regresó a prisión; pero el tribunal le impuso como condición no ausentarse del país sin autorización previa. Ante ese requisito, a comienzos de septiembre, su abogado defensor, Ernesto Gavier, solicitó el aval de los jueces para que Trebucq pudiera viajar a Punta del Este durante dos o tres días hábiles y explicó el motivo: “Para realizar importantes e imprescindibles gestiones para la conservación y debida administración de un departamento”, sobre el cual dio la ubicación precisa. Mencionó trabajos de mantenimiento por humedades, gestiones por deudas municipales porque ese inmueble es una fuente de ingresos para enfrentar sus gastos personales. Dijo, también, que son tareas indelegables porque implican adhesiones a planes de pago y reuniones con el representante de la Junta de Propietarios del edificio.

Vedado judicialmente
El tribunal finalmente rechazó la solicitud de Trebucq y para ello analizó la actual situación procesal de la causa recordando que el 14 de junio último resultó condenado, luego de lo cual se planteó el recurso de casación aún pendiente de decisión. Por eso la sentencia no está firme. Entre otros fundamentos, la Cámara observó que ninguna de las tareas imprescindibles que mencionó Trebucq reviste un carácter tal que permitan modificar la prohibición de salida del país.
El tribunal destacó, además, un hecho no menor: el departamento sobre el que Trebucq dice que debe realizar los trámites se encuentra afectado a un expediente que se tramita en el Juzgado de Familia de 6ª Nominación por el divorcio vincular con su exesposa. El bien inmueble forma parte del patrimonio indiviso y además, la Justicia designó un administrador en 2019 por lo cual “no se encuentra facultado a practicar gestiones de conservación ni administración, que le está vedado judicialmente”. Así se lo recordaron los jueces.