“La Iglesia de San Rafael”, por Mario Scasso Burghi

Unas 300 familias católicas afincadas en la zona contribuyeron a su erección y alhajamiento.

El nombre de San Rafael, para nombrar inicialmente la playa y luego al barrio, proviene del S. XVIII, concretamente, del 22 de mayo de 1765 (la población de Maldonado tenía 10 años de establecida), fecha en que naufraga en la costa “que enfrenta la Isla de Lobos”, la fragata española San Rafael, durante un temporal “Pampero”. En los documentos se menciona como “saetía”. El salvamento de la tripulación y el pasaje (incluido el designado Gobernador de Santa Cruz de la Sierra), la carga, los efectos personales de los navegantes y los “Pliegos del Rey” (Correspondencia Oficial), fue inicialmente llevada a cabo por el Comandante Militar de Maldonado, el Tte. Cnel. de Dragones Lucas Infante, con la guarnición compuesta por soldados “dragones” y los vecinos del pueblo. La repercusión de estos hechos en la naciente población, el cobijo que se le dio a los náufragos, incluido que el capellán del navío, Fray José Galiano y Lassara, supliera durante un lapso de ese año al cura interino y que cuando se abandonaron las labores de rescate, la población se benefició de los restos del naufragio, que las olas llevaban a la costa, significó que desde ese año la playa y la zona aledaña, se denominaran como el navío siniestrado.
En el hall del desaparecido hotel San Rafael, se exhibía un pliego enmarcado, que decía erróneamente: “Libro de Bautismos” (en realidad defunciones), donde estaban registrados los nombres de los náufragos ahogados, enterrados en el “Camposanto” de la Iglesia de Maldonado, provenientes de la Fragata San Rafael.
Toda esa extensa zona permaneció desierta, con dunas de arena movilizadas por los vientos, de difícil acceso, con áreas de tembladerales, entre los médanos, donde se acumulaba el agua de las lluvias, que no se evacuaba hacia el mar por el cordón de dunas litoral.
En 1937, en la primera extensión hacia el Este de Punta del Este, Laureano Alonsopérez, empresario industrial (fábrica de cerámicas de gres en el actual Barrio Beverly Hill) y forestador, comienza con el Arq. Julio C. Aranda, la urbanización de una zona de San Rafael, al Norte de la actual Avd. San Remo y la construcción del Hotel “El Médano” y el Club de Tenis del mismo nombre, que también se adjudicó al área urbanizada. Los nombres de las calles llevan el de especies arbóreas.

Urbanizando
A mediados de la década de 1930, la Sociedad de José Pizzorno Scarone y de Manuel Lussich Nin (Pizzorno & Lussich), adquieren unas 60 hectáreas en la zona de San Rafael y en 1938 se proponen urbanizar y forestar la zona, al Este de la Avd. del Mar, al Oeste de la Calle Montecarlo y al Sur de la Avd. San Remo, un rectángulo cuyo lado Sur era la línea costera. El proyecto de urbanización lo realizó el Arq. Juan Veltroni (1880-1942), italiano, contratado inicialmente por José Batlle y Ordóñez, era director de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (autor de los proyectos: Sede Central del BROU, Ministerio de Salud Pública, Facultad de Química, Parque Capurro, Salón de Pasajeros del Puerto de Montevideo, Edificio de Oficinas Públicas de Salto, Plaza del Faro de Punta del Este y edificios anexos al faro y del Instituto de Meteorología (llamado el Semáforo), lo que indica la relevancia y calidad de la inversión proyectada. El plano preveía una doble avenida (Acapulco y Valparaíso), que se extendía desde el camino costero, limitando un espacio parquizado, que llegaban a una calle (Viña del Mar), en forma perpendicular. Enfrente de la plaza de desarrollo lineal y en el centro de la manzana delimitada por las Calles Viña del Mar, Brighton y California (ahora José Pizzorno Scarone), se ubicó el lugar para edificar un templo, dedicado al Arcángel San Rafael, que denominaba el barrio. Las calles del balneario llevaban los nombres de centros turísticos internacionales.
El impulso vital que le dio a toda la zona esteña la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y sus antecedentes (Guerra Civil Española 1936-39 y Crisis de Munich 1938), llevó a convertir a Punta del Este en el foco de inversión para el turismo veraniego del Cono Sur. El hotel San Marcos se inauguró en 1940, por iniciativa del italiano Domingo Marquisio.

Capilla San Rafael - Picture of Capilla San Rafael, Punta del Este -  Tripadvisor

El templo
Tempranamente se proyectó construir el templo, en 1940, gestionado por la empresa Pizzorno&Lussich y Cía., en el padrón No. 2166 de 2400 m2, encargando al Arq. Eustaquio Fernández (Cementerio del Norte y Liceo Dep. de Paysandú), de la Sociedad Piñeiro-Chain-Fernández, su realización y ejecución. El 10 de marzo de ese mismo año, Mons. Juan Francisco Aragone, arzobispo de Montevideo, (el depto. de Maldonado estaba dentro de su jurisdicción), bendice la piedra fundamental del edificio. En 1942, ya ejecutada la cimentación, se disuelve la empresa, quedando paralizadas las obras. Mientras tanto, los servicios religiosos dominicales de los veraneantes de la zona, muy limitados en sus desplazamientos por el racionamiento de combustibles, determinado por el conflicto bélico (se utilizaba preferentemente la bicicleta), se realizaban en la residencia de Laureano Alonsopérez, “Urca”, en el predio de su fábrica. En 1943, se le encarga al Arq. Juan A. Pollero, un nuevo proyecto, que desarrolla “in extenso”, con un desarrollo lineal de 43,80 metros, un ancho de 17,90 metros y una fachada imponente, con un realzado campanario a la derecha de la portada, enfrentada a la calle Viña del Mar, con el bautisterio a su izquierda.
El Arq. Pollero tenía un cargo técnico del BROU, en calidad de tal, actuaba en los concursos de proyectos de los edificios bancarios. Sobre los cimientos ya construidos se adaptó la edificación que, en 1945, se había concluido la fachada y finalizado el coro, no se realizó el bautisterio y la nave se cerró provisoriamente, con una profundidad de unos 12 metros. La techumbre es a dos aguas de teja, con crujía de vigas de madera y ventanales laterales en ojiva. No se realizó el presbiterio, se colocó un altar “provisional”, frente al muro de cierre de la nave, lo que le otorgó al edificio un aspecto desproporcionado, con una espectacular portada y campanario, con un breve “torso” y sin “cabeza”.
Se realizó aproximadamente la cuarta parte de lo inicialmente proyectado, en sentido lineal. La empresa constructora, fue la de los Arq. Juan Pedro Puignau y Héctor Vera Salvo, en la fachada a la izquierda existe la inscripción: “Puignau Vera y Cía. Arquitectos Contratistas”. Tanto Garlo como Tronchon, refieren que se construyó, utilizando piedras de la Isla de Gorriti y arcillas de la zona, (hay que considerar las dificultades del traslado de materiales, impuestas por la guerra).
Unas 300 familias católicas afincadas en la zona contribuyeron a su erección y alhajamiento. En 1945, se le entrega a la Iglesia Católica lo construido, bendiciendo el edificio el nuevo arzobispo montevideano, Mons. Antonio María Barbieri (OFM), el 13 de enero. Al otro día 14 de enero, se oficia la primera misa, dependiendo de la vice-parroquia de Punta del Este, a cargo de la Orden Capuchina (OFM).

Escultura
En el muro detrás del altar se colocó un Cristo de Bronce, obra del Escultor Uruguayo Severino Pose (1893-1963), con la que había obtenido en 1953, el premio de escultura del Primer Salón Bienal de Artes Plásticas del Ministerio de Instrucción Pública, con la que adquiere una beca a Europa, donde participa de la XXVII Bienal de Arte de Venecia, ignoro quién la donó al templo. La original posición de las piernas, sobrepuestas, ocasionó en su momento, variados comentarios. Severino Pose, fue profesor de dibujo del liceo Departamental de Maldonado, en el exterior de éste, existen tres esculturas de su autoría. También es autor del monumento al Padre Dámaso Antonio Larrañaga, en la plaza homónima, entre las avenidas 8 de Octubre, Dr. Luis A. de Herrera y Centenario y del Monumento a Artigas en el Parque Rodó (donación de la colectividad libanesa), ambas en Montevideo.
En el muro de la fachada, existe una monumental escultura de unos 5 metros de alto, incluido el basamento, en granito gris, de San Rafael Arcángel, realizada por el escultor argentino, nacionalizado uruguayo, Ramón Bauzá (1899-1969). Donada en memoria (grabado en el pedestal), de los esposos Pizzorno-Scarone y Pereira Machado-Gorche. Autor del monumento a Bartolomé Hidalgo, en la Avd. Agraciada y Hermanos Ruiz y a Pedro Roux, en el Parque Rodó, ambos en Montevideo y la escultura de la Fuente del Puma en Minas.
Laureano Alonsopérez, español nacido en Galicia, católico practicante, con acendrado espíritu gallego, colaborador del párroco de San Fernando de Maldonado Fray Domingo de Tacuarembó, es el probable donante de las dos imágenes marianas, colocadas a los lados del crucifijo de Pose, pues en los pedestales está grabada en rojo, la Cruz de Santiago.

El primer casamiento
La primera ceremonia de matrimonio realizada en la iglesia fue local: un hijo de José Pizzorno, Horacio, con Mercedes “Mecha” Jauregui.
En 1944, se había formado una sociedad: FOSARA (Fomento de San Rafael S.A.), entre José Pizzorno, Manuel Lussich y Laureano Alonsopérez, con integración de capitales, que permitieron fusionar ambas urbanizaciones (El Médano y San Rafael), prolongando hacia el Norte de San Remo, las calles: Coimbra, Lido, San Sebastián, Ostende, Capri, Brighton, California, Copacabana, Mar del Plata y San Pablo y construir el Hotel San Rafael (Arqs. de los Campos, Puente y Tournier), en estilo Tudor, entre 1945 y 1948. Es decir, que las iniciativas fueron económicamente sucesivas y con comitentes y arquitectos diferentes.
En el S. XXI, se pintaron en el templo, los ventanales con motivos vegetales.

Dr. Mario Scasso Burghi.

Bibliografía
Fragata San Rafael. – Atilio Cassinelli. 1980.
Turismo en el Uruguay. Año VI. No. 26. – Publicación Oficial de la Comisión Nacional de Turismo. Set./Oct. 1940.
Estatuas y Monumentos de Montevideo. – Publicación de la Intendencia Municipal de Montevideo. 1976.
Uruguay – 12 Escultores. – Raquel Pereda de Nin. Publicación del Ministerio de Educación y Cultura. 1976.
Una Punta de recuerdos. – Juan Ignacio Risso. 1995.
Maldonado y su región. – Carlos Seijo. 1945.
Punta del Este, el Edén Oriental (1907-1997). – Yvette Tronchon Ghisleri. 2017.
Agradecimientos:
Ana Rosa Curbelo (Dirección de Planeamiento y Urbanismo)
Proc. Joaquín Garlo Alonsopérez.