Las rapiñas siguen estando a la orden del día

En la noche del martes un hombre que se desempeña como repartidor concurrió a una vivienda de la calle Marco de los Reyes de la ciudad de Maldonado para la entrega de un pedido. Allí fue abordado por dos desconocidos que, mediante amenazas con un arma de fuego, lo despojaron de $ 3.400, un celular, un morral y las llaves de su moto.
Otro caso de rapiña tuvo lugar en un comercio ubicado en la Avenida Alvariza de la ciudad de San Carlos. La propietaria del lugar fue abordada por un desconocido en momentos en que cerraba su local. El hombre la amenazó con un arma de fuego y le hurtó la suma de $ 12.600, para luego huir con otro que lo aguardaba en un birrodado. Ambos hechos son investigados por efectivos de los respectivos Distritos.

Contenido publicitario