Las obras de construcción del lujoso complejo de la marca Cipriani de Punta del Este comenzarán a concretarse cuando culmine en el mes de julio la demolición del edificio que albergó al hotel San Rafael. La obra, que generará medio millar de puestos de trabajo directo y varios más de forma indirecta.
Por estas horas, dos enormes grúas trabajan en la demolición de la estructura con dos pesados objetos con forma de pera. En tanto, el retiro de los escombros demandará alrededor de cuatro mil quinientos viajes de camión. Esos residuos se depositan en tres predios, uno de ellos ubicado en el barrio Parque del Golf. Otra parte de los escombros son depositados en una cantera municipal.
Las novedades se conocieron en las últimas horas con el regreso de Giuseppe Cipriani desde su lugar de residencia en la ciudad de Dubai.
“Es la más grande demolición que se hizo hasta el presente en Punta del Este. En un principio evaluamos emplear explosivos. Sucede que el terreno tiene mucha agua. Una explosión podría haber provocado algún tipo de daño a los vecinos. Por eso nos inclinamos por el actual sistema”, explicó el empresario.

Doble vista
Además, anunció que entre septiembre y octubre se pondrán a la venta las unidades del complejo, que diseñó el arquitecto Rafael Viñoly. “Vamos a salir a venderlas en el exterior. En los Estados Unidos acordamos su venta a través de los mejores brookers. Lo mismo en el resto del mundo. Tenemos una relación muy buena con Douglas Elliman, un poderoso empresario del real estate de los Estados Unidos. Él lo ofrecerá a sus clientes”, indicó.
Las unidades de lujo saldrán a la venta a partir de los seis mil dólares el metro cuadrado. “Son departamentos con enormes terrazas, con el mejor servicio y con la hermosa vista de la playa Brava. Tienen vista al amanecer y al atardecer. Son únicos. En el verano pasado atendimos un promedio de ochenta personas por día. Todas ellas interesadas en el proyecto”, indicó.

“Se caía a pedazos”
-¿Te sorprendió la polémica desatada por la demolición del edificio?

-Sinceramente no. Estoy muy satisfecho por la jueza que actuó en el recurso de amparo. Toda esta polémica me cayó un poco raro.

-¿Qué te molestó?
-Una polémica sin ningún tipo de explicación. En los últimos diez años el hotel estaba a la vista de todo el mundo. Se caía a pedazos. Nadie, en todo ese tiempo, hizo nada. Ni siquiera reclamaron. Capaz que este tipo necesitaba un poco de publicidad.

-Es lógico que estos proyectos enfrenten este tipo de tensiones. Que se pongan a prueba.
-Me contaron también que cuando construyeron el sistema de agua potable de La Barra hubo gente que se opuso. Hubo gente que no quería que al servicio de suministro de agua potable. Se armó un lío de aquellos. Lo mismo pasó con otras propuestas. Siempre paso algo.

-¿En tu caso?
-Es muy simple. Esta es una propiedad privada. El edificio nunca fue declarado de interés histórico o patrimonial. Es una iniciativa que fue aprobada por una enorme cantidad de ediles blancos y frenteamplistas. Fue aprobada por la derecha, el centro y la izquierda. Esta polémica no tiene sentido.

-¿Mantienes tu idea de denunciar al arquitecto Willy Rey?
-Lo vamos a ver. Me puso mal porque me trató de mentiroso. Él dijo que yo nunca dije que el hotel sería demolido. Lo dije en una nota de diciembre en El País. Lo dije con todas las letras. Nadie puede acusarme de ser poco transparente. La Intendencia también fue transparente.

-¿Por qué?
-Simplemente porque se necesita construir dos pisos de subsuelo para permitir el estacionamiento de miles de vehículos además de otros servicios para el complejo. Una de las exigencias fue que construyéramos una enorme superficie subterránea para ser destinadas al parking. Son dos pisos de veinticinco mil metros cuadrados cada uno.

-Otro montón de arena para retirar.
-Empezaremos en agosto con ese trabajo de construir dos pisos para abajo. Y luego viene el resto de la obra. Los trabajos de cateo del subsuelo están terminando. Todo indica que no tendremos mayores problemas para seguir adelante. Ya establecimos que tipo de roca tenemos y los otros elementos que existen donde se asentarán los pilares.

-¿Cómo viene el cronograma que estableciste en el comienzo?
-Si la licencia para operar el casino privado sale en julio o agosto poder empezar de inmediato con la construcción. Si esto es así, la obra completa terminaría en la temporada 2021.

-¿Cómo se instrumentará el tema de la licencia del casino? ¿Será de forma directa? ¿Licitación?
-La parte política dicen que se necesita una licitación pública de acuerdo a lo que establece la ley de iniciativa privada.

-La ley de iniciativa privada da ciertos parámetros de ventaja al autor de la idea, que va del 5 al 20% de ventaja en la oferta que presente. ¿Ya iniciaste el trámite?
-Si. Ese trámite está en camino. En junio, por lo que tengo entendido, el gobierno llamará a licitación. Si nadie se presenta al llamado, en un plazo de treinta días, según tengo entendido, nos concederían la licencia.

-¿Para junio se hará la licitación?
-Espero que sí. No es mi responsabilidad. Espero que eso ocurra a más tardar en julio próximo. El trámite está en curso. Nos queda esperar.

-Es una buena noticia en un invierno que se presenta muy complicado para Punta del Este.
-Es un proyecto que me gusta muchísimo, que dará mucho trabajo para la gente de Maldonado y dará otra vida a Punta del Este para un tipo de clientes acostumbrados a un nivel muy alto.

-El multimillonario argentino Alejandro Roemmers me dijo en el verano pasado que tu regreso “volverá el glamour a Punta del Este”.
-Esperamos que si. Pero, más que glamour buscamos la excelencia en el servicio. también calidad. Todo lo que le falta un poquito al balneario. Punta del Este tiene buenísimas casas, mejores villas, una playa divina. Pero, no tiene no tan buenos servicios hoteleros. No tiene tan buenos servicios gastronómicos. Entre otras.

-¿Ya definiste quien será tu socio en la explotación del casino?
-Todavía no. Tenemos la posibilidad de hacerlo solo nosotros o de traer a los mejores del mercado. O hacerlo con otra compañía del mundo con la que estamos hablando.

-¿Dónde presentaste este proyecto?
-He viajado por todas partes del mundo. Presenté el proyecto en Beijing, en Moscú, en Macao, entre otros lugares. Como Las Vegas o Hong Kong donde tenemos restaurantes y muchos amigos. Ir a China es ir a visitar a muchos amigos.

-¿Qué te dicen tus interlocutores?
-Quedan encantados cuando les explico los alcances de la propuesta. Despierta el interés. No todos están al tanto. Punta del Este es un lugar que no todos conocen. Para empezar hay que explicar donde queda. Luego porque invertimos en Punta del Este.

-Lo tuyo es una suerte de rally por el mundo.
-Mi vida es un rally. También traemos inversores de todas partes. Lo hicimos en el verano, en marzo, en abril. Ahora también. La respuesta es mejor de lo que esperaba.

-El mundo está complicado. ¿Se presentó alguna nube en el horizonte?
-Hay líos en todos lados. Hay muchos. También hay mucha cosa buena. La economía de los Estados Unidos funciona muy bien con el desempleo en mínimos históricos y una gran actividad comercial. No hay casi desempleo. Cuando la economía estadounidense funciona, al final todo marcha bien.

-Tu conocías Uruguay y como funcionan algunas cosas. ¿Esperabas la demanda que interpusieron para frenar las obras?
-No esperaba esta demanda. Entiendo que las cosas que no son necesarias no pueden prosperar. Si puedo comprender que existan diferentes puntos de vista sobre el proyecto. Una opinión distinta. A alguien le puede gustar, a otros no. Yo respeto todos los puntos de vista.

-¿Te refieres a la polémica desatada cuando presentaste el primer proyecto en la Junta Departamental de Maldonado?
-Lo que pasó al principio era esperable. Era algo normal. Cuando presentamos la torre alta. Fue un proceso de negociación con las autoridades, con la opinión pública. Son discusiones que se resuelven hablando entre todos, discutiendo o presentando otras propuestas

-¿La demanda fue otra cosa?
-Cuando pasa algo como esto de parar una obra sin sentido, se trata de algo que no debería existir, ni darse.

-También es cierto que este tipo de presiones que recibe el proyecto lo validan. Le dan más fuerza.
-El proyecto salió fortalecido. En Semana de Turismo, había gente tomando fotos del San Rafael que caminando en Gorlero. Está bien. Ahora necesitamos un poco de tiempo para que la gente se acostumbre a la idea de que vamos a tener un nuevo hotel San Rafael. Mucho mejor del anterior. Y vamos a hacer todo lo posible para que tenga mucho glamour y el mejor servicio de atención al cliente.

Uruguay
La entrevista se llevó a cabo en el showroom del mismo complejo ubicado en la manzana 815 de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco. Cipriani atendió varias llamadas del exterior en varios idiomas. También saludó a cuatro argentinos que recorrieron el amplio local para conocer como serán las unidades de lujo.

-¿Cómo ves al Uruguay?
-No veo para nada mal al país. Lo que si hay que cuidar muchísimo es la seguridad. Es lo más importante. Es muy buena la iniciativa de colocar las cámaras de seguridad. Hay que ponerse muy duro con este tema. Vivimos en un mundo donde hay muy poca seguridad. Los países que cuidan de su seguridad son los que ganarán no solo en el ámbito turístico. también como forma de vida. Estamos muy cansados de la inseguridad.

-¿Cuál es tu lugar de residencia?
-Ahora soy residente en Dubai. tenemos muchos complejos no solo en Dubai, también en los restantes países árabes como en Ryad, en Abu Dhabi, entre otros.

-¿Cómo ves la región?
-La veo muy complicada. Hay que ver que pasará tanto en Argentina como en Brasil. Ojalá que Bolsonaro puede enderezar algunas cosas. Mirando lo que allí ocurre me queda claro que Uruguay es distinto. Es otra cosa.

Venta
Cipriani asegura que cuenta con el apoyo de muchos inversores. “La venta de los apartamentos de arriba comenzará en pocos meses. Lo que pusimos a la venta es un producto inusual para el mercado uruguayo. No hay algo similar. Es propiedad horizontal con servicios de hotelería de muy alto nivel que, además, también puede ser alquilado. Es un producto que debe ser entendido pero que tiene mucho éxito”; explica.

-Tus abogados dicen que la demanda afectó el interés de algunos inversores. ¿Es así?
-Por supuesto. Los daños se verán a la larga. Seguro que esto no ayudó. Todo lo que crea inseguridad impacta en el mismo sentido. Por eso la decisión de la jueza de resolver de inmediato fue algo muy positivo.

-Ahora no hay ningún escollo a la vista
-Solo queda que nos concedan la licencia del casino para que el proyecto pueda diseñarse como lo presentamos.

-¿El proyecto es viable con o sin casino?
-No lo pensamos sin casino. Se trataría de otro proyecto que no hemos evaluado. Requiere otro tipo de inversión y cambia el proyecto en su diseño.

Contenido publicitario