El hombre de 37 años que el pasado domingo cayó sobre cables de alta tensión y sufrió un paro cardíaco, Diego Nan, de 37 años, fue trasladado el lunes al Centro Nacional de Quemados (Cenaque), en Montevido.
El hombre continúa grave. Ahora se están tratando las quemaduras, pero persiste el riesgo de vida a causa de la electrocución que experimentó al caer cobre los cables.
El paracaidista es de origen montevideano. Había llegado al aeropuerto El Jagüel junto a un grupo de colegas que integran una asociación. Cayó sobre los cables en la zona cercana al aeropuerto, más o menos donde se ubicaban los restos de la goleta Muriel.

Contenido publicitario