Tras denuncia penal y desalojo de dos predios del asentamiento “Selva Negra” la IDM procederá a enajenarlos

La actuación municipal comenzó a partir de una denuncia hecha por vecinos de la zona; uno de los predios tiene una superficie de 19.842 metros cuadrados y el restante 3.726 m2

Una actuación municipal efectuada a partir de una denuncia de vecinos permitió no solo desalojar a los okupas de dos enormes terrenos de Piriápolis sino que además, el procedimiento identificó a los citados predios de dominio público como propiedad de la Intendencia de Maldonado. Fuentes municipales consultadas en la víspera por Correo de Punta del Este reconocieron que si bien la resolución fue firmada semanas atrás por el intendente Enrique Antía, los ocupantes fueron desalojados años atrás. Reconocieron además que el trámite de la desocupación permitió identificar ese gran predio como propiedad municipal.
Los dos predios se ubican a partir de la intersección de la denominada “costanera de la falda” y la calle 20 de la ciudad de Piriápolis, en la zona conocida como “Asentamiento Selva Negra”. Por esta razón, el intendente Enrique Antía ordenó la radicación de una denuncia penal contra los intrusos. En la misma resolución dispuso que ambos predios sean desafectados del dominio público municipal.
Uno de los predios tiene una superficie de 19.842 metros cuadrados y el restante 3.726 m2.
Las actuaciones dieron comienzo a partir de la denuncia que los vecinos del lugar radicaron en el Municipio de la ciudad de Piriápolis.
Los intrusos fueron notificados en reiteradas oportunidades para que accedieran a las medidas de realojamiento como la asignación de terrenos y de canastas de materiales para la construcción de viviendas.

A la cañada
Los vecinos denunciaron, además, una complicada situación sanitaria y de higiene derivada de la crianza en el citado predio de diversos animales como chanchos, ovejas y gansos, entre otros que, según informaron, circulan por todo el barrio. Además, los inmuebles en cuestión no cuentan con conexión al saneamiento ni pozo negro y vierten los residuos domiciliarios a la cañada -curso de agua que desemboca en la playa- lo que provoca la desvalorización de la mencionada zona de la ciudad de Piriápolis.
Una vez formulada la denuncia contra los okupas, el procedimiento administrativo comenzó con la actuación de la subdirección de asesoría jurídica quien solicitó los informes técnicos para determinar la naturaleza del dominio de los padrones. Los informes confirmaron que ambos predios figuran como espacio libre del fraccionamiento.
Producto de los informes técnicos, el intendente Enrique Antía dispuso las acciones penales contra los okupas y proceder luego a enajenar los dos predios.