El magistrado en lo Penal de 4º turno dispuso el inicio de la formalización para una mujer de 20 años de edad, que debió asumir como obligación la fijación de domicilio y la presentación una vez por semana en la Seccional policial por el plazo de 60 días.
El caso se remonta al pasado martes 5 en horas de la tarde, cuando un ciudadano mayor de edad llamó al Servicio de Emergencias 911. El individuo contó a la Policía que al retornar desde su trabajo a su domicilio encontró en su dormitorio a una desconocida que estaba durmiendo en su cama.
Efectivos de la Seccional Sexta fueron a la finca y constataron que había una rotura en la malla mosquitera de una ventana en la cocina, el lugar por donde habría ingresado la intrusa.
La mujer fue sacada de su siesta y conducida a la dependencia policial donde se realizaron los trámites correspondientes. Más tarde,por disposición de la fiscal de turno, fue conducida ante la justicia donde fue dispuesto lo indicado más arriba.

Contenido publicitario