La intendencia retomó hoy los trabajos en el estacionamiento de la parada 50 entre la Playa del Barco (Montoya) y Manantiales. Tal como había ocurrido el año pasado, un vecino de la zona llegó al lugar para mostrar su oposición a la obra, por lo que los trabajadores municipales debieron llamar a efectivos de Prefectura, con jurisdicción en el lugar. Para mañana los vecinos llamaron a realizar una “Cadena humana” partir de la hora 9. La IDM ha explicado que la obra tiene una autorización de la Dinama firmada por la propia ministra.

Contenido publicitario