Atraparon a una pareja que había robado en varios negocios y a un hombre que le pegó a un joven

La magistrada dispuso la condena a un hombre de iniciales R.E.P.G., de 30 años de edad y a Mónica Graciela Muñoz Vianna, de 47 años de edad, poseedora de antecedentes penales, como autor y coautora penalmente responsables de tres delitos de hurto especialmente agravados por la pluriparticipación, uno de ellos en grado de tentativa y todos en régimen de reiteración real. Cumplirán la pena de 21 meses de prisión, con descuento del tiempo de detención cumplido.
El pasado 21 de mayo la Policía tomó conocimiento de que en la calle Román Guerra se solicitaba la presencia policial a causa de un robo que se había registrado en un local comercial. Los efectivos actuantes se entrevistaron con la víctima, quien manifestó que habían ingresado desconocidos que sustrajeron ropas varias.
Mediante información recabada se pudo establecer quien era el posible autor del hecho y que se desplazaría en un auto determinado. Las dos personas fueron detenidas poco después. Además, la Policía se incautó de un parlante Pionner, un parlante TX, un cargador de batería, un celular Samsung, una balanza, un tester, tres celulares y sustancia blanca.
Los condenados estaban vinculados a otros hechos ilícitos:
18/05- Hurto a comercio de la Avenida Aiguá, siendo lo sustraído varios efectos entre ellos: dinero, radio auto, parlantes, tester.
18/05- Hurto a cliente, que se encontraba en un comercio sito en la calle 18 de julio de la ciudad de San Carlos, siendo lo sustraído documentación varia, dinero y un celular marca Samsung.

Por lesiones
La magistrada de 11º turno también dispuso la formalización de un hombre de 54 años de edad, por la presunta comisión de un delito de lesiones personales en reiteración real, con un delito de acometimiento con arma apropiada, en calidad de autor. Se hace constar que el proceso se encuentra suspendido condicionalmente bajo las siguientes condiciones para el encausado: residir en lugar determinado y no modificarlo sin previo aviso a Fiscalía; concurrir una vez por semana a la Seccional correspondiente a su domicilio; abstenerse de todo tipo de acercamiento, comunicación verbal o gestual y de todo conflicto con el denunciante. Todas las condiciones por el plazo de cuarenta y cinco días.
El pasado 18 se presentó en la dependencia policial un ciudadano que radicó denuncia por lesiones y amenazas contra el imputado. Dijo que fue agredido físicamente y amenazado, primero con un arma blanca y luego con un arma de fuego a causa de que que había intercambiado mensajes con un joven.